MAR DEL PLATA: Chocó a alta velocidad, tiró un poste de luz y destruyó su auto deportivo



Acausa de su manejo imprudente, un conductor chocó a alta velocidad, derribó un poste de luz y destrozó su auto en la ciudad de Mar del Plata. A pesar de la magnitud del siniestro vial, no hubo terceros involucrados y quien manejaba el vehículo únicamente sufrió lesiones leves, por las que fue atendido por personal del Sistema de Atención Médica de Emergencia (SAME). El hecho ocurrió ayer en la avenida Patricio Peralta Ramos en el inicio de la bajada de la Base Naval y fue grabado por las cámaras de la zona. En la secuencia, que no tardó en viralizarse a través de las redes sociales, se ve cómo el conductor del auto deportivo modelo Toyota Yaris GR tomó una curva a toda velocidad, chocó contra el cordón y perdió el control. Tras ello, impactó contra un poste de luz y finalmente se detuvo en medio de la avenida.

Producto del siniestro vial, el rodado sufrió destrozos ostensibles en la parte delantera de la carrocería y también en los laterales, donde se observan roturas en al menos dos ventanillas.

Con relación al conductor, el sitio local 0223 informó que no sufrió heridas de gravedad. Sin embargo, requirió la atención en el lugar de una ambulancia del SAME.

A raíz de lo ocurrido también se trasladó a la escena personal policial, que desvió el tránsito y resolvió un corte parcial en la zona para evitar accidentes. Durante largos minutos, los vehículos que se dirigían a la Base Naval se vieron obligados a cambiar su ruta a causa de las restricciones.

“Nos matamos, nos matamos”



El incidente ocurrió cerca del lugar en el que un joven alcoholizado condujo de forma temeraria y provocó destrozos a fines de 2021, hecho que fue recordado por muchos usuarios en las redes sociales.

Aquel siniestro ocurrió en Peralta Ramos y Del Valle y fue grabado desde el teléfono celular de un acompañante. “Nos matamos, nos matamos”, se le escuchaba decir al conductor momentos antes de impactar contra un cantero y un poste de luz, justo al pie de la curva de 90 grados que rodea al edificio Cabo Corrientes y a metros del monumento que recuerda la travesía y los navegantes de la balsa Atlantis.

Tras el choque, agentes de la Dirección de Tránsito de la ciudad le hicieron un test de alcoholemia al joven y el mismo arrojó un resultado positivo de 1.03 g/l.

La Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), calificó al hecho como de violencia vial y que sirve para demostrar los efectos y las consecuencias del alcohol al volante. Ante esta situación, el titular del organismo que depende del Ministerio de Transporte, y la Municipalidad de Berazategui, en donde está radicada la licencia de conducir del conductor, decidieron suspender al responsable por su desprecio a las normas de tránsito y poner en riesgo la vida de otras personas.