La empleada doméstica de la pareja de jubilados asesinados quedó libre: “Me hicieron algo muy doloroso”



Tras recuperar su libertad, María Ninfa Aquino, la empleada doméstica del matrimonio asesinado en Vicente López habló y aseguró que es inocente: “Me hicieron algo muy doloroso”.

Consultada sobre el móvil del crimen, aseguró no saber nada e indicó que tampoco sospecha de nadie. “Yo tengo que ver las cosas para decir algo, no acusar al prójimo”, expresó muy conmocionada.

Aquino confesó que mientras estuvo detenida nunca tuvo miedo. “Yo no hice nada, soy inocente, solo encontré los cuerpos y nada más”, explicó.

Acompañada de su abogado, brindó un breve testimonio donde confirmó haber tenido una buena relación con el hijo menor de la pareja, Martín del Río, quien ahora se encuentra detenido como sospechoso del doble homicidio.

“Como no lo voy a conocer si trabajé doce años ahí. Me palmeaba la espalda, me hacía bromas, pero no más de eso”, detalló y aclaró que mantenía una excelente relación con la pareja asesinada.

Acerca de la primera acusación por parte del detenido, indicó que es “todo mentira” y sentenció: “Él solamente sabrá por qué me echó la culpa”.

Sin embargo, aclaró que lo perdona. “Jesucristo perdonó a su asesino, yo por qué no lo voy a perdonar”. Además, remarcó que es “muy creyente”, pero que está “muy dolorida por lo que hizo”.

“Si su madre lo está viendo desde el cielo, está muy enojada”, expresó y consultada sobre su reacción tras encontrar muertos a los dueños de casa y las contradicciones en su declaración sostuvo: “Lo primero que hice fue avisar a los hijos. Hay que estar en ese momento en mi lugar, a mí me agarró una desesperación porque no sabía qué hacer”.

También confesó que nadie de la familia la llamó tras ser liberada, le agradeció a sus vecinos por defenderla mientras estuvo detenida y a sus compañeras de celda: “Hasta me bañaron”, detalló.



“Me quedé sin trabajo, sin nada. Ahora tengo que depender de mi hija para que me de de comer y eso es muy doloroso porque yo trabajé toda mi vida y nunca dependí de nadie”, sostuvo y aclaró que espera una compensación económica por haber sido arrestada.

Con respecto al monedero de María Mercedes Alonso que la policía halló en la casa de Aquino tras el allanamiento y que fue un elemento clave para su detención, agregó que eso era “muy sencillo” de explicar porque “la señora le regaló muchas cosas” y entre ellas se encontraba dicho objeto.

“Tengo que pensar mucho lo que voy a hacer a partir de ahora”, concluyó la mujer.