Se anotaron, les dieron turno y cuando se fueron a vacunar, los rechazaron


Una discusión se produjo ayer al mediodía en el nuevo vacunatorio contra el Covid-19 montado en Hospital Ángel Marzetti, localizado en la ciudad Bonaerense de Cañuelas, cuando dos personas con turnos consecutivos fueron rechazadas para recibir la dosis de la Sputnik V. 

“Yo me anoté hace tiempo, cuando la gente decía que la vacuna era veneno. No me importó y me anoté igual, como cualquier hijo de vecino. Me llegó el turno para hoy a las 12 y cuando me hicieron el ingreso me dijeron que no me la podían dar porque no reunía los requisitos”.

Dijo César Guarnieri, de 52 años.

“Yo tengo arritmia ventricular, estoy operado de la aurícula izquierda y me hicieron una angioplastia en 2010. Sin embargo, cuando me anoté, no indiqué nada de eso. Simplemente me anoté y me llegó el turno. No entiendo por qué me rechazaron”.

Agregó.

La propia secretaria de Salud, María Delia Pené, quien se hallaba a cargo del vacunatorio del Hospital Marzetti en su primer día de funcionamiento, habló con Guarnieri para comunicarle que no podían vacunarlo. El paciente se molestó y hasta le dijo que seguramente la vacuna programada para él terminaría en el brazo de “algún político o vacunado vip”.

Tras ser rechazado se dirigió a la Comisaría 1ra. para hacer la denuncia penal, pero no se la tomaron. Le explicaron que debería hacerla en el Ministerio de Salud. Luego intentó a través del formulario de denuncias on line, pero se encontraba colapsado.

“Si no me dan la vacuna a mí, no tengo problema que la usen para una persona mayor. Pero esto me despierta muchas dudas. Si el sistema provincia automáticamente me asignó para vacunarme, es raro que después en Cañuelas me digan que no".

Cerró Guarnieri.

La siguiente en la fila era la vecina del barrio Buen Pastor, Marina Natalia Pérez, empleada de comercio, de 43 años, sin patologías asociadas.

“Me anoté por la web hace como dos meses en la parte del formulario que decía ´de 18 a 56 años sin patologías´. Ayer me llegó el turno y concurrí a las 12 al Marzetti. Me preguntaron si era docente, policía o persona de riesgo. Les dije que no. Me dijeron que sí, que tenía que ser algo de eso, que si no no me podían vacunar. Les dije que me había anotado hace tiempo, simplemente porque mi marido es trasplantado y no quiero ponerlo en una situación de riesgo”.

 


“La duda que me queda es ¿qué van a hacer con la dosis que era para mí? Y además ahora en el sistema voy a figurar como vacunada o como que no me presenté al turno, cosa que es falso. Me dijeron que tengo que cancelar el turno, pero no pude hacerlo desde la web y el 148 da todo el tiempo ocupado. Sé lo que puse, no cometí ningún error. Mañana voy a volver al Hospital para que ellos me solucionen el problema”.

Concluyó.

La respuesta oficial

La Secretaria de Salud municipal, María Delia Pené, explicó que los casos de Guarnieri no son los únicos y que todos los días se producen rechazos de personas que por distintos motivos no encuadran dentro de los grupos que se están vacunando.

“En estos momento se está vacunando a trabajadores de salud, docentes y desde ayer personal seguridad y persones menores de 60 con algunas de las cinco comorbilidades (obesidad, enfermedades cardiovasculares, insuficiencia renal, diabetes y EPOC). Esos son los cuatro grandes grupos de población que estamos vacunando y que tienen importancia epidemiológica”.

“Está previsto que en los vacunatorios podemos rechazar a personas que concurren por turno, por ejemplo cuando hay una falta de coincidencia entre los datos del documento y los que figuran en el registro. En un segundo control que se hace en la entrevista del triage podemos rechazar cuando la persona no puede acreditar que es policía, docente o que tiene una patología. A los docentes se les pide recibo de sueldo, a los trabajadores de salud la matrícula, a los policías la credencial y a las personas con patología algún certificado médico o lista de medicación que está usando”.

“Los casos de Guarnieri y Pérez no son los únicos. Este martes en el vacunatorio del Hospital Marzetti rechazamos a seis personas y vacunamos a 144. Todos los días hay algunos rechazos por distintos motivos. Por ejemplo el otro día no le aplicamos la vacuna a una persona que es docente, se anotó como docente pero no está ejerciendo. Y también se rechazó a otra persona que se anotó como docente pero da cursos de peluquería, lo que técnicamente no está dentro del grupo de los docentes”.

Pené consideró que estas situaciones son producto de “errores” que comete la gente cuando se inscribe. “Seguramente en el momento de la inscripción ham puesto algún dato sin querer, que hace que el algoritmo lo elija”.

En cuanto al destino de las vacunas, aseguró que quedan en stock para los próximos convocados. 

“Al cerrar el día la Provincia sabe cuántas vacunas dimos y cuántos inscriptos fueron rechazados. Esas vacunas se reasignan a los vacunados de los próximos días”.



Publicar un comentario