Home Ads Home Ads

Dólar hoy: el blue se aceleró, marcó un nuevo récord y se acercó a los $600



A seis días de las PASO, los dólares libres abrieron la semana al alza y quedaron cerca de alcanzar la barrera de los $600. El nerviosismo de la previa electoral se ve reflejado en las distintas cotizaciones, que se vieron presionadas por una mayor demanda de los ahorristas, quienes buscan esperar los resultados de las urnas posicionados en moneda dura. Esta dinámica podría impactar en el número de inflación de agosto, según advierten los economistas.

 

En la primera rueda de la semana, el dólar blue se vendió a $596 en cuevas y arbolitos de la city porteña. Fue un salto de $22 frente al cierre del viernes (+3,8%), mientras que en el último mes -tras “despertarse” de dos meses y medio de calma- acumula una escalada de $104 (+21,1%).

 

Este último dato porcentual es el que prestan atención los analistas financieros: este nuevo salto del tipo de cambio paralelo podría trasladarse al resto de los precios de la economía. “La incidencia será relevante. El traslado del ajuste de los dólares libres terminará sintiéndose en transables y no transables que ajustan para conservar márgenes en momentos en los que la demanda todavía convalida ciertos aumentos a raíz de un consumo defensivo. Sobre esto se sumará el encarecimiento que sufrirán las importaciones a partir de la extensión del impuesto PAIS a buena parte de los rubros”, advirtieron desde LCG.

 

Para la consultora, hay varios motivos que podrían explicar por qué en las últimas semanas los dólares libres retomaron la tendencia alcista. En parte, nombraron el debilitamiento sostenido de las reservas. Por otro, la proximidad de las elecciones, que implica “un estímulo adicional”, sobre todo en un contexto donde las cotizaciones acumulaban cierto “atraso” con respecto al resto de los precios de la economía.

 

De esta manera, hoy el dólar blue marcó un nuevo récord nominal. Sin embargo, al ajustar por inflación, todavía se encuentra por debajo frente a otras crisis recientes. Por ejemplo, ante la incertidumbre que había en julio del año pasado por los cambios en el Ministerio de Economía, llegó a marcar niveles de $684 actuales. Mientras que en octubre de 2020, tocó un máximo de $860, según el analista Salvador Vitelli.

 

Los tipos de cambio financieros también abrieron al alza, aunque hacia el final de la rueda la tendencia diminuyó debido a las intervenciones que realizó el Banco Central (BCRA) sobre el mercado de bonos. “De cara a las PASO, se espera volatilidad y que el BCRA ponga lo que tiene para que no se le escape el dólar”, consideró Fernando Marull, economista de FMyA, quien estimó que se destinan US$20 millones diarios a esta operación.

 

Así, el dólar MEP mediante la compra-venta de bonos GD30 apareció en las pantallas del mercado de capitales a $516,70. Se trató de un avance de $2 frente al cierre anterior (+0,4%), a pesar de haber marcado máximos de $530 pasado el mediodía. Frente al blue, hay una distancia de $80 (15,5%).

 

El dólar contado con liquidación (CCL) con títulos GD30, segmento donde interviene el BCRA, cotizó a $551,91. Fueron $7 menos que el viernes (-1,2%). En cambio, el CCL con cedears (conocido como el “libre”, ya que las intervenciones oficiales no impactan directamente) se negoció a $597,63. Son unos $12 más arriba (+2,1%), con lo cual se convirtió en el valor más alto del mercado cambiario.

 

“Entramos en las cinco ruedas bursátiles y cambiarias previas a la definición de las elecciones primarias y obligatorias. Serán jornadas de gran expectativa y que prometen intensidad para los dólares financieros y paralelos, al igual que para las cotizaciones de los activos locales tanto en el mercado local como en el exterior”, consideró Emilse Córdoba, directora de Bell Investment.

 


En el otro extremo del mercado cambiario, el tipo de cambio mayorista volvió a acelerar sus microdevaluaciones diarias (crawling peg). Para compensar la inactividad del fin de semana, hoy se vendió a $283,20, una suba de $3,85 (+1,4%). La brecha frente al blue es del 110%.

 

“Si bien la presión devaluatoria se incrementa, sostenemos nuestra visión de que el Gobierno hará todo lo posible para postergar los ajustes para después de las elecciones. Las estrategias oficiales adoptadas en materia cambiaria, como la intervención con bonos para contener la brecha, la ‘devaluación fiscal’, la aceleración del crawling peg y el apretón sobre las importaciones, respaldan esta creencia. Lo cierto es que la devaluación puede dilatarse, pero no evitarse. Demorar el ajuste no es gratuito, e implicará un mayor esfuerzo para la próxima gestión”, advirtieron desde Consultatio Investment.


Home Ads
GENERAL JUAN MADARIAGA El Tiempo