MADARIAGA: Hizo grafitis en el Paseo del Bicentenario y su papá lo llevó a pedir perdón a la Municipalidad

Seguramente será una lección que Máximo no se olvidará nuca más. El viernes pasado el intendente Esteban Santoro publicó una serie de fotos del Paseo del Bicentenario con los nombres y las pintadas que aparecieron. Jamás se pensó el mandatario local que unos días después tendría a uno de los autores de este acto vandálico sentado en su oficina, pidiéndole perdón y comprometiéndose a dar una mano en las tareas de recuperación del lugar.

 

La semana última el jefe de estado hablo de “acciones destructivas” contra el erario público y explicó que las tareas de refacción serían costosas ya que, al reiterarse, llevarán a que deban colocar cámaras en ese Paseo.

 


Hoy se presentó Máximo con su papá, le reconoció a Santoro que “no estuvo bien lo que hizo” y agradeció al padre por el gesto de llevarlo para exponer el error y tratar de subsanar lo ocurrido.

 

Otra Argentina es posible” fue el título del jefe comunal a su posteo y reafirmó la importancia de darle un buen cierre a la historia.