Hicieron dos túneles en una cárcel para escapar durante el partido de Argentina



El pasado viernes, mientras se jugaba el partido de la Selección argentina frente a Países Bajos por los cuartos de final del Mundial Qatar 2022, personal del Servicio Penitenciario de la cárcel de Las Flores de Santa Fe descubrió dos túneles provenientes de un pabellón y frustraron una fuga.

Todo ocurrió en horas de la tarde, cuando un suboficial escuchó ruidos provenientes de las celdas 115 y 117.

Enseguida se acercó hasta allí y confirmó que había presos que estaban realizando un túnel para escaparse. Rápidamente convocó a los oficiales y suboficiales del Grupo Operativo de Restablecimiento del Orden GORO y descubrieron un foso con tres teléfonos celulares en el interior.

De acuerdo a lo informado, el túnel tenía importantes dimensiones: 1,50 metros de largo por 0,50 de ancho. Además, allí hallaron un orificio que comunicaba con la celda 116, habitada por otros dos internos, y con la 117, la cual se encuentra deshabitada.

Además, en esta última hallaron otro túnel de dos metros de largo y 70 centímetros de ancho con orientación hacia afuera, pasando el límite del pabellón. “Creemos que era la idea tener el túnel listo para salir del pabellón durante el partido y encarar el muro al otro lado el barrio”, dijo el director del Servicio Penitenciario, Gabriel Leegstra, en diálogo con AIRE.



Los internos involucrados en la maniobra fueron separados y denunciados a la fiscalía de turno como presuntos autores de los delitos de destrucción de bienes del Estado y tenencia de elementos prohibidos (teléfonos celulares).

Los agentes del GORO, además, desarmaron el trabajo de los dos presos que trabajaban en el pozo que, por las dimensiones, se venía realizando hacia largo tiempo.

Los destrozos y las imputaciones

Los internos desalojados fueron trasladados y revisados por médicos del Servicio Penitenciario que constataron su buen estado de salud. Por su parte, personal de Logística y de Servicios Generales de Mantenimiento, comenzó a rellenar con hormigón armado los agujeros y fosas hechas por los presos.

Las autoridades realizaron un informe sobre el hallazgo de los daños, la probable fuga masiva de internos con detalle del suceso y el momento de la detección a la dirección del Servicio Penitenciario provincial.