Robó dos celulares, intentó escapar por el techo, pero le dio vértigo la altura y tuvo que ser rescatado por una grúa



Un caso que inició como un hecho de inseguridad terminó convirtiéndose en algo insólito. Un delincuente robó dos celulares en la ciudad de Bahía Blanca y quiso huir por los techos de un edificio, pero sufrió vértigo. El sujeto comenzó a gritar pidiendo auxilio y, tras ser rescatado con una grúa por los bomberos, fue detenido por la Policía.

El suceso ocurrió este miércoles por la tarde en la Avenida Colón y Estomba. Todo comenzó cuando un delincuente le robó los celulares a dos jóvenes que estaban en la plaza Rivadavia, en el centro de la ciudad bonaerense. 

El delincuente se escapó corriendo y en su huida se metió a un edifico de la Aduana, al cual decidió escalar por los andamios que aún están colocados en el lugar y de ese modo llegó al techo. No obstante, una vez arriba sufrió de vértigo y, al estar frente la Policía, terminó a los gritos pidiendo ayuda.

En un vídeo, que fue compartido por las redes sociales, se percibe el momento en el que los bomberos trabajan con una hidroelevedora para bajar al sujeto, que no podía bajarse por sus propios medios del techo, que tenía unos 30 metros de altura. 

Cerca del operativo de rescate se reunió un grupo de personas que estaban atenta a ver cómo hacían su labor los rescatista. Una vez que lograron poner a salvo, los efectivos policiales lo detuvieron y se lo llevaron a la comisaría 2° de Bahía Blanca. 

“El hombre estaba a resguardo de los efectivos que estaban cerca, por eso no hubo mayores inconvenientes ni fue necesario tomar otros recaudo. Se lo pudo bajar a la barquilla del hidroelevador para luego hacer el descenso. Depuso su actitud cuando vio el despliegue y se sintió más seguro para descender”, detalló el oficial principal Walter Cuñé, segundo jefe del Cuartel Central de Bomberos, en diálogo con el medio La Brújula 24.

El delincuente detenido, fue identificado como Brayan Estiben Rozo, de 25 años, quedó a disposición de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) en turno, acusado del delito de hurto. En tanto, los celulares fueron devueltos a sus respectivos dueños.