MADARIAGA: Absolvieron a un odontólogo por un accidente ocurrido en la Ruta 56 porque una enfermera negó haberle hecho la extracción de sangre

 


El siniestro vial ocurrió en el verano de 2013 en la Ruta 56 a la altura del kilómetro 1,5 en el partido de Tordillo. En ese lugar un BMW chocó a un Renault 19 y, como consecuencia del impacto, una mujer murió desangrada mientras que el conductor y otras tres personas que viajaban en el asiento trasero sufrieron politraumatismos.

 

En debate realizado en el Juzgado Correccional 2 de Dolores se decidió absolver a Néstor Chudnovsky, de 76 años de edad, odontólogo, con domicilio en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires porque no se pudieron comprobar las imputaciones realizadas por el hecho.

 

El choque fue en la noche del 5 de enero y se observó en las audiencias que la investigación fue deficiente.

 

Un análisis de alcohol en sangre abrió el debate. El informe existía, estaba firmado por una enfermera del Hospital de Madariaga, pero la profesional declaró que no recordaba haberlo hecha ella.

 

En ese marco la defensa logró “voltear” esa prueba y también la pericia química realizada sobre la muestra obtenida.

 

Si bien había reconocido su firma en el acta, la extracción fue realizada por un técnico de laboratorio que nunca fue llamado a declarar por la querella.

 

Por su parte el imputado al prestar declaración durante la investigación, había dicho que la extracción la había realizado un hombre.

 

Otra de las cuestiones sobre esa pericia surge de la muestra enviada al laboratorio para su análisis, a partir de haberse incorporado a la pesquisa dos actas de extracción sanguínea sobre la misma persona (el imputado) y haberse recibido en la Delegación de Policía Científica una con un nombre distinto de la persona a quien se le realizó la extracción.

 

El Juez dijo que directamente hubo una “flagrante falsedad ideológica de las actas…” y le pidió a la fiscalía de Madariaga que inicie una causa penal en este sentido por la posible comisión del delito de acción pública por parte de enfermera referida.

 

Al mismo tiempo no se pudo establecer la mecánica del hecho, las velocidades de los vehículos porque el resto de los informes “tampoco fueron prolijos” .

 

Así se debió absolver a Chudnovsky al no poder encausarse el proceso hacia la búsqueda de la verdad.