Llevó “brownies locos” al trabajo e intoxicó a los compañeros: Unos lloraban y otros se reían



Más de veinte personas fueron asistidas por efectores de salud luego de que un hombre llevara a su trabajo brownies "locos". Según medios de Córdoba, el sujeto no habría avisado sobre el contenido oculto del postre

 

Un caos, esa fue la situación que se vivió este lunes en las oficinas de Grupo Konecta, un call center ubicado en la Galería San Martín de la capital cordobesa. En el lugar, casi la totalidad de empleados se encontraban desmayados, mareados y con la presión alta.

 

Quienes se encontraban en mejores condiciones marcaron al 911 y el servicio de emergencia acudió hasta el lugar para asistir la grave situación. Al ser consultados por los efectores de salud, uno de los trabajadores explicó: “Un compañero pasó repartiendo brownies, pero no avisó qué tenían”.

 

La misma declaración le realizaron al medio El Doce, el cual difundió el caso en toda la provincia. Además, remarcaron que entre los afectados había líderes y jefes de equipo.

 

Tras algunos minutos de degustar los brownies que uno de los empleados había repartido gentilmente por el lugar, algunas personas comenzaron a sentirse mal. Cuatro ambulancias se presentaron y otro de los testigos detalló: "Unos lloran, otros ríen, otros tienen calor y dos están duros". En tanto, otros tres compañeros permanecieron bajo observación hasta estabilizarse.

 

Aunque por las condiciones en las que quedaron las personas se presume que los mismos estarían contaminados con marihuana, esta información aún no está confirmada por la Policía de Córdoba. Por su parte, el colega que generó el caos explicó que "no era marihuana", sino que "estaban en mal estado". Tras solucionar el hecho, el empleado que ocasionó la grave situación fue citado por el área de recursos humanos para despedirlo.