Hoy habrá eclipse parcial de sol y podrá verse durante la tarde



Será el primero del año y Sudamérica será la beneficiada por este eclipse de final de abril. La hora pactada: las 17:30 y se extenderá hasta las 18:10. El gran problema: las nuevas que podrían afectar bastante la posibilidad de apreciarlo.

 

“Será visible desde casi toda la República Argentina, pero la región más favorecida será la del sudoeste. Desde Buenos Aires será visible a partir de las 17:45 hasta la puesta del Sol”, explicó Constantino Baikouzis, investigador astronómico y director del programa Parque Astronómico de la Matanza.

 

Vale aclarar que en las regiones patagónicas iniciará a las 16:46, momento en que el Sol se encuentra cerca del horizonte y el punto máximo tendrá lugar a las 17:57, aproximadamente. Casi de forma simultánea con el atardecer.

 

Sel pronóstico de nubosidad, las provincias que tendrán una vista privilegiada serán las de Cuyo, algunas del NOA y las de la Pampa Húmeda. Desde el Litoral estará ingresando nubosidad al momento del eclipse, lo que puede dificultar la observación.

 

El NEA, Litoral, y el este de Salta y Jujuy no serán tan afortunados. Esta zona tendrá bastante nubosidad, incluso algunas provincias tendrán lluvias y tormentas al momento del eclipse.

 

En el oeste y norte de Patagonia las nubes también estarán presentes durante la tarde y es posible que el eclipse no se vea. Mientras que, en el sur de esa región, el cielo estará despejado pero con nubosidad acercándose desde el oeste, justo en dirección al sol.

 


Pese a la emoción que puede surgir de un evento de esta magnitud, los expertos advierten que no se debe observar este fenómeno sin elementos de protección adecuados, como son los anteojos con filtros especiales.

 

“Puede causar quemaduras en la retina, tejido en el que se procesa las imágenes y luego se transmiten al cerebro. Estas lesiones pueden ser de leves a severas y hasta se pueden generar cuadros de ceguera permanente”, señaló a Infobae la doctora Laura Taverna, oftalmóloga de INEBA.

 

Mientras que, Rogelio Ribes Escudero, oftalmólogo del servicio de Oftalmología del Hospital Alemán, agregó: “La córnea y el cristalino son dos lentes. Por lo tanto, si se mira directamente la luz del sol, habrá un daño de la mácula (centro de la retina), que conlleva lesiones que son irreversibles”.

 

A diferencia de lo que ocurre con los eclipses totales de Sol, en los que la Luna cubre por completo el disco solar y el observador puede quitarse los anteojos por breves segundos, en los eclipses parciales como el de hoy, en ningún momento se pueden retirar los anteojos protectores.