Un rayo cayó sobre un auto que circulaba por la Ruta 22 en Neuquén y los ocupantes se salvaron de milagro

 


Un rayo cayó en la antena de un auto en movimiento sobre la ruta 22. Debido a que, la carrocería del vehículo actuó de aislante y las gomas efectuaron la descarga eléctrica no hubo que lamentar heridos.

 

El peculiar hecho ocurrió el jueves por la tarde en la Ruta Nacional 22, específicamente en la zona del kilómetro 1.284, a la altura de Neuquén del Medio, cuando el conductor de un Ford Focus fue sorprendido por un rayo que impactó contra la antena trasera de su automóvil en pleno movimiento. Alarmado ante la extraña situación, el hombre se comunicó con la Policía para pedir auxilio debido a la descarga percibida, en el techo.

 

Según precisaron desde el portal informativo La Voz del Neuquén, ninguna de las personas que viajaba en el vehículo presentó herida, esto se debió a que la carrocería actuó como una jaula de Faraday (una especie de contenedor recubierto por materiales conductores de electricidad que funciona como un blindaje contra los efectos de un campo eléctrico proveniente del exterior), dirigiendo la energía alrededor de los pasajeros del auto.

 

Además, alertó a los uniformados que se había tenido que orillar porque el sistema eléctrico del auto comenzó a fallar en conjunto y la antena donde se sintió el rayo "desapareció".

 

En este sentido, señalaron que otro motivo que contribuye a reducir los daños y la gravedad para los pasajeros se debe a que el único punto de contacto del vehículo con el exterior son las ruedas, que ofician de aislantes. Conjuntamente, en el interior, los automóviles están recubiertos o son de plástico, lo cual también colabora para evitar que afecte a los quienes se encuentran en él.

 

Por último, señalaron que no es habitual que un rayo caiga directamente a un auto en movimiento, sin embargo, han ocurrido situaciones similares en diversas partes del mundo.