"Lluvia de peces": Unos 100 peces cayeron del cielo y causaron terror

5-US5-JNOTDJD7-VMOO6-UBKCQIIR4

El estado de Texas, en los Estados Unidos, fue el escenario de una “lluvia de peces”. El inusual hecho ocurrió el 29 de diciembre y atemorizó a los habitantes que se encontraban en el lugar. Fue una cuenta de Facebook la que puso en aviso a los pobladores. En minutos la historia se convirtió en viral por la rareza de lo que pasó.

James Audirsch, quien trabaja en una agencia de compra y venta de autos, fue uno de los testigos. Él estaba trabajando junto a su compañero Brad Patt, cuando notaron ruidos extraños en la concesionaria. En cuanto salieron a la calle, vieron unos 100 peces aproximadamente que caían del cielo. 34-OUBSGOGFB6-ZN7-WEMHZFJLWGM Según el testimonio de estos hombres, medían entre 10 y 12 centímetros.

“Hubo un fuerte trueno y cuando abrimos la puerta, miramos hacia afuera, estaba lloviendo muy fuerte y un pez cayó al suelo, y luego dije: ‘¡Están lloviendo peces!’ Brad me contestó: ‘No, no son peces’. Yo dije: ‘¡No, de verdad son!’ Los peces caían aquí y en todas partes”.

Recordó Audirsch sobre lo que vivió aquel día.

¿Por qué “llueven” peces?

Si bien la lluvia de peces puede sonar a una verdadera locura, lo cierto es que ya se han registrado otros casos. Incluso, Texas ya fue testigo de este raro evento en años anteriores. En el 2017, California también fue sede del extraño acontecimiento cuando varios de estos animales cayeron sobre los terrenos de una escuela.

Desde National Geographic explican que la “lluvia animal”, ese es su término científico, “es poco común”. Sin embargo, en algunas oportunidades el clima puede favorecer el inusual fenómeno. R7-ZUL56-M2-BE6-HOX3-V5-UQMSEOOU 

Los científicos detallan que, al ser tan pequeños, y su peso muy liviano, los peces pueden quedar atrapados en lo que se conoce como trombas marinas. Esta especie de mini tornado los levanta desde el agua y los expulsa como si fueran gotas de lluvias a varios kilómetros de distancia.

Los expertos mencionan que también puede suceder con otros animales de características similares. Murciélagos, serpientes, pájaros y hasta ranas pueden ser succionados por el torbellino al igual que otros objetos pequeños y livianos que se atraviesen por el camino de la tromba.