(AUDIO) Los turistas que murieron en Mendoza pidieron ayuda a Emergencias, pero el operador lo desestimó

los-turistas-venezolanos-murieron-en-EWD2f-XBw-A-720x0-1

Los dos turistas venezolanos que fueron encontrados muertos en un cuarto de hotel en la ciudad de Mendoza, a causa de inhalación de monóxido de carbono, hicieron una llamada al servicio de emergencias antes del fatal desenlace pidiendo una ambulancia, pero el operador que los atendió no hizo caso al reclamo de ayuda.

El domingo 9 de enero, personal de limpieza del apart hotel Reina Victoria encontró sin vida en uno de los cuartos a Irma del Carmen Tovar Nacuare, de 57 años, y Rodolfo Valentino González Tovar, de 23. 

Junto a ellos estaba un niño de seis años, nieto y sobrino respectivamente de los fallecidos, en estado de deshidratación, pero con signos vitales.

Si bien en primer lugar se pensó que la causa de las muertes podía ser una intoxicación alimentaria, las autopsias y las pericias posteriores confirmaron que ambos decesos se debieron a la inhalación de monóxido de carbono.

Este jueves se conoció un detalle trágico del hecho: el hombre llamó al Servicio de Emergencias Coordinado mendocino solicitando una ambulancia para su madre y su sobrino, pero el operador que lo atendió no respondió a su pedido.

1-181-nsh-JKG1642765346878-1642767957 

En la grabación del llamado puede escucharse cómo, después de que una primera operadora lo deriva, Rodolfo intenta explicarle al médico que tanto su madre como el niño están vomitando, y de fondo pueden escucharse los quejidos y las arcadas de la mujer y el llanto del nene.

Pero el operador, en lugar de actuar de inmediato y enviar la ambulancia que se solicitaba, intenta explicarle que el niño no está con convulsiones y le pide información sobre su obra social.

Pese a que el joven le explica la gravedad del cuadro, el empleado del SEC le recomienda que se dirijan por sus medios al Hospital Central para que atiendan a la mujer, y al Hospital Notti para que atiendan al niño.

El hombre, incrédulo, le pregunta 

"¿Dos hospitales diferentes?".

A lo que el operador le responde 

"Si, porque uno es pediátrico y el otro es de adultos".

Tras la divulgación del audio de la llamada este jueves, el Ministerio de Salud de Mendoza inició un sumario administrativo contra el Servicio de Emergencias Coordinado (SEC) y denunció penalmente al operador que recibió la llamada por "presuntas irregularidades en el desempeño de su labor".

Image-177-780x460 

El procedimiento fue remitido a la Oficina General de Sumarios del Ministerio de Gobierno, Trabajo y Justicia, desde donde se llevará adelante el sumario. La denuncia penal ya está siendo investigada por la Justicia.

“Apenas nos enteramos actuamos. No fue anoche. Desde lo administrativo empezamos a actuar con un pedido de sumario”.

Dijo el subsecretario de Salud de Mendoza, Oscar Sagás. De momento, el operador que atendió la llamada ha sido suspendido de su puesto hasta que avance la investigación sumaria.

“Queremos llegar al fondo de la cuestión para saber lo que realmente pasó, cómo interpretó esa persona la sintomatología y por qué terminó como terminó”.

Detalló Sagas. Y planteó que el sistema sanitario viene trabajando bajo estrés desde que se declaró la pandemia. 

"No es una justificación. Puede haber habido un error humano y eso lo podrán juzgar los peritos que deberán saber si se cumplió el protocolo de asistencia".

El caso de los turistas venezolanos presenta reminiscencias de otro ocurrido también en la provincia de Mendoza en diciembre de 2020. Se trata del femicidio de la adolescente Florencia Romano, de 14 años. En aquella ocasión, una operadora desestimó el llamado de un vecino que alertaba sobre los gritos de la chica poco antes de ser asesinada.

Soledad Herrera, la operadora que cortó el llamado que alertaba sobre el caso de violencia de género que terminó en homicidio, fue condenada en octubre pasado a tres años de prisión condicional e inhabilitada de forma perpetua para ocupar cargos públicos.