Tiene encefalopatía crónica y volverá a caminar gracias a un vecino solidario


Santino Sosa Paulino vive en la localidad bonaerense de Berisso y estudia en La Plata y sufre, desde nacimiento, encefalopatía crónica no evolutiva a modo de disparesia espástica.

Para seguir adelante con el tratamiento y otras cuestiones médicas, que conllevan una intervención quirúrgica, su familia necesitaba reunir 196 mil pesos para un procedimiento que llegaba a los 350 mil pesos. Ese resto lo abona la obra social.

Teniendo en cuenta las necesidades, una persona que leyó el medio platense Día, una hora más tarde de la publicación, se comunicó con la familia de Santino y le donó la totalidad del dinero que hacía falta.

Durante el último parte médico en la previa a la operación, los doctores lo describieron como "un niño deambulador con marcha agazapada, con sus rodillas en flexión y con pies planos valgos neurológicos".

Con respeto a esta cuestión, su madre Gabriela le manifestó al medio platense que Santino "nació prematuro y con el tiempo los tendones van quedando cortos ".

Según explicó la mujer, la obra social se hizo cargo de los honorarios pero no de la operación a realizarse en la Clínica del Niño en La Plata.

Por lo que describió, esta operación es clave para que vuelva a la escuela y para que pueda jugar al fútbol con sus amigos.


Publicar un comentario