Fue brutalmente atacada por su ex en la vereda: "Casi pierdo mis dos embarazos por su golpes"

El pasado viernes, alrededor de las diez de la noche, Rocío salió de un instituto ubicado en pleno centro de Salta, cuando a pocas cuadras su ex pareja, Maurico Bonifacio, la encontró y la agredió. La golpeó con los puños, la tiró al piso e intentó ahorcarla. Fue gracias a un transeúnte que vio todo lo que sucedía que le hizo frente y logró que el agresor saliera huyendo. 

Ella es auxiliar maestra jardinera y tiene dos pequeños hijos junto a su victimario, de tan solo 22 años. Estuvo internada tras la salvaje golpiza y esta vez, con todo el temor que le ocasionó el casi perder la vida, decidió contar públicamente a través de sus redes sociales lo que padece desde hace cuatro años.

"Estoy pasando una situación muy fea. Hace cuatro años me separé de una porquería que siempre me golpeaba. Solo era un mantenido. Yo en ese momento cobraba la asignación por embarazo porque estaba embarazada de mi hijo y él se gastaba toda esa plata. A veces no teníamos para comer. Él siempre me quitaba todo".

Comenzó recordando.

Violencia de género durante el embarazo

No es la primera vez que la golpea. Según relató la chica, estuvo a punto de perder a sus hijos durante la gestación a causa de sus maltratos. 

"En mis dos embarazos estuve a punto de perder mis dos hijos por los golpes que él me generaba. Era lo peor lo que me hacía. Yo logré separarme y me vine a mis padres donde acá siempre me apoyaron".

Ni el padre, ni los abuelos los reconocieron. 


"Pasaban los días, meses, los abuelos como tanto dicen quererlos, no eran capaces de traerles ni un bolsón de pañales, ni leche, ni nada. Se olvidaron de ellos completamente. Su papá siempre los negó, siempre dijo que no eran sus hijos. Hasta una vez me dijo que se mueran. Mis nenes no le dicen papá, le dicen chango malo por que veían cómo él me pegaba".

Reveló.

Se despidió de sus hijos

La mujer vive con constante miedo no solo de los ataques de su ex sino de la actual pareja de él quien también la ha agredido en el pasado. Por eso, les dedicó un doloroso posteo a sus hijos con sabor a despedida.

"Los veo y no puedo creer la fuerza que me dan para seguir de pie luchando contra todo. Son las dos personitas que amo, mis dos hombrecitos, mis dos príncipes. Los amo con locura. Sé que siempre estuve luchando por ustedes, solo quiero su bien mis amores, solo quiero que sean dos hombrecitos que sepan respetar, valorar y ser amables".

Les pidió en su Facebook junto a una foto de ambos.

"No sé en qué momento están creciendo tan rápido. Cuatro años criando sola, sabiendo que no me importó quedar mal ni nada, porque son dos personitas que necesitan de mucho. Lucho por ustedes día a día porque los amo, porque son las razones de mi vida. Solo quiero que me sigan dando fuerzas con esas hermosas sonrisas y ese te amo mami". 

Finalmente, les pidió disculpas y les dejó un mensaje para siempre. 

"Perdón mis amores por todo esto. Si un día ya no estoy, mami los ama con su vida. Son mi mayor alegría mis dos hombrecitos. Los amo tanto que no quiero que jamás les pase nada a ustedes. Perdón por haberles puesto una familia así enferma, que nos está haciendo sufrir mucho, que solo nos quiere hacer daño, no tienen corazón. Los amo mis bebés".

Sentenció.




Publicar un comentario