MADARIAGA: Vecinos del barrio “Los Pinos” saldrán a recolectar firmas para frenar la instalación del crematorio

 

La Sociedad de Fomento que los representa comenzó con las reuniones vecinales y confeccionó hojas para recolectar firmas que lleven a frenar el proyecto que fue aprobado en el HCD y es avalado por el Ejecutivo para la instalación de un crematorio en el acceso al casco urbano.

 

Se amparan en que la iniciativa es contaminante dado que también, el horno, servirá para quemar residuos patológicos de toda la región.

 

Si bien esta mañana hubo una reunión entre Alberto “Tito” Juárez –presidente de la Sociedad de Fomento- y el secretario de coordinación Miguel Vallo   en donde se aseguró que sólo se incinerarían cadáveres. No obstante, aseguran desde la organización barrial, el propio intendente Esteban Santoro en una radio confirmó que serviría también para residuos patogénicos.

 

El mandatario local aseguró esta mañana que la opinión sobre el asunto “es positiva y por eso lo hemos empujado. Esto ha llevado dos o tres años y no ha estado oculto. Se buscó el lugar alejado del ejido urbano. El OPS (Organismo Provincial de Desarrollo Sustentable) avaló el proyecto. Se han cumplido todos los requisitos y hay informe de impacto ambiental. No hemos hecho nada contra un vecino o barrio particular. Es una decisión tomada tiene que ver con cuestiones de creencia.  No van a existir esas chimeneas con humo negro”.

 

Esta última frase tiene que ver con la publicación realizada por CNM para graficar un crematorio a gran escala que se realizó en el día de ayer para plantear el tema.

 

El día 15 habrá una Audiencia Pública en la Casa de la Cultura para explicar los alcances del proyecto y ya se superó la cifra de 20 interesados que concurrirán para plantear sus dudas al respecto.

 

La propuesta fue avalada por unanimidad, tiene un umbral de contaminación y el hecho radica en la posible quema de residuos patogénicos que aumentan el nivel de mercurio y plomo en el aire. Todo esto a pocos metros de un colegio privado.

 

Los vecinos plantean llegar al OPDS con su reclamo y creen que sostienen que la elección del lugar tiene que ver con la finalización de una boca de alta presión de gas que sería la que precisan los hornos para funcionar. Todo esto ocurre en paralelo con la prohibición de instalar nuevo medidores y bocas domiciliarias por la capacidad instalada en la región.

 

Publicar un comentario