ALERTA SEMANA SANTA: Le hicieron el “cuento del tío” en plena Ruta 2 y le sacaron $14 mil a una familia


Lo que debía ser un viaje en familia se convirtió en una verdadera pesadilla. Mariana Basanta, sus padres y su hija de 13 años, fueron víctimas de una estafa en plena Ruta 2 que les costó $14 mil. 

Una situación que bien podría enmarcarse en el denominado “Cuento del Tío” y que pone en alerta a los turistas que se moverán por todo el país con motivo de la Semana Santa.

Todo comenzó cuando la familia paró a cargar nafta en una estación de servicio a la altura del kilómetro 203. Al retomar el camino hacia Dolores, una camioneta Partner roja comenzó a hacerles señales de luces y a tocar la bocina. Parecía advertirles que algo andaba mal con su auto. Este vehículo les indicó que debían orillarse hacia una gomería ubicada tan solo 3 kilómetros más adelante.

Al volante iba el padre de Basanta, un hombre de unos 80 años que tiempo atrás había sido operado del cerebro. Era su segundo viaje en pandemia. A su lado, su esposa, de 77. El conductor de la camioneta roja les indicó que una de las cubiertas de su auto “echaba humo” y que la revisaba sin costo alguno. Fue el comienzo de la pesadilla, ya que lo que parecía ser un gesto noble se transformó, en solo minutos, en una verdadera estafa.

“Nos hicieron meter al auto en el garaje. Nos dijeron que una pieza de la rueda estaba rota y que debía cambiarse. Luego del arreglo le pedí la pieza vieja pero me dijo que no me la podía dar. Más que robo fue una estafa porque nos dijo que había cambiado algo que evidentemente no pasó”.

Contó la mujer.

La estafa

El estafador primero les indicó que debían ingresar el auto a la gomería. Rápidamente uno de los hombres que trabajaba allí sacó la rueda y comenzó a revisarla. Fue en ese momento cuando le dijo que el neumático tenía una pieza rota y que debían cambiarla, pese a que la familia no había advertido ninguna deficiencia durante el viaje. Para ese entonces, Basanta ya había advertido que todo se trataba de una estafa y le compartió la ubicación a su hermano, ante el temor de que la situación pudiese empeorar.

En su propia cuenta de Facebook, Mariana relató los hechos. 

“El de la gomería le dijo que tenía una pieza rota del neumático (masa) esa pieza nueva sale $5000 y de mano de obra te pueden cobrar $3000. A mi viejo le sacó 14000 pesos!!! y le dijo que la pieza era de “recambio” por eso no le podía dar la pieza vieja.... le mandé fotos de la supuesta pieza nueva al mecánico y me dijo que no era nueva y que no existe esa pieza de recambio porque el ruleman viene blindado”.

Escribió la mujer.

En otras palabras, el supuesto gomero les dijo que había puesto una nueva pieza cuando, en realidad, nunca cambió absolutamente nada.

La propia mujer contó, con indignación, que no les quedó otra opción que pagar por el inexistente arreglo ya que el auto no tenía la cubierta y porque la familia se encontraba desprotegida en medio de la ruta 2. Luego de pagar, Mariana pidió la factura por el servicio, pero se la negaron, luego solicitó que le otorgaran la habilitación del lugar, a la que tampoco pudo acceder.

En medio del nerviosismo y el estrés por la situación, la familia dejó la gomería para continuar con su viaje. 

“Espero que la entidad que corresponda llegue al lugar para verificar el estado”.

Exigió la mujer, que relató que una vez de vuelta en la ruta, su padre casi choca producto del estado de nerviosismo en el que se encontraba.

“Espero que nadie más pase por una situación así y lamento de corazón que mi papá, un superhombre, buenazo, haya sido violentado en sus derechos y en su dignidad”, escribió en el mensaje en las redes. “No se jode con los adultos mayores”.

Continuó.

Antes de culminar con su comentario, le aconsejó a la gente que tenga cuidado de cara a los movimientos de turismo en la Semana Santa. 

“Cualquier situación que les pase en la ruta, acérquense a la estación de servicio o llamen a la Policía, no ingresen a estos lugares”.




Publicar un comentario