Se hicieron pasar por asesores del banco y le robaron $140 mil

Una mujer marplatense denunció que fue víctima de cibedelito, tras ser estafada por cerca de $140.000, por desconocidos que se hicieron pasar por representantes del banco Santander. Asegura que el banco no se responsabiliza de la falta de seguridad, ya que los delincuentes accedieron a su cuenta y no quieren reconocerle los miles de pesos perdidos en operaciones bancarias fraudulentas.

Ayelén de 31 años, contó que desde hace años eligió hacer numerosos trámites a través de las redes sociales, debido a la rapidez para solucionar varios reclamos, siempre sin ningún inconveniente. Sostuvo que los delincuentes accedieron a su cuenta bancaria, realizaron extracción de dinero y hasta pidieron préstamos bancarios en apenas unas horas y el banco nunca se enteró. 

“Me cambiaron hasta el mail, por el de un tal Martín Montreal, es insólito”.

Aseguró.

“El día 4 de enero escribo por mensaje privado al Instagram oficial del banco Santander por un reclamo por una nueva cuenta sueldo que tenía. A los 15 minutos me llama por teléfono un hombre que dice ser asesor comercial de Santander, para ayudarme con el reclamo que había hecho por Instagram. 

Para eso me hace verificar datos, como el número de teléfono, compañía de teléfono, DNI, dirección, datos que yo solo confirmo. En ese momento mientras hablaba por teléfono me dice que me iba a estar llegando un código para confirmar que yo efectivamente era la titular con la que estaba hablando”.

Relató la mujer.

Inmediatamente, el “asesor” le indicó que debía ir hacia un cajero automático para configurar el token, que es un sistema de seguridad que tienen los bancos.

 “Ingreso mi clave y me dice que tengo que ir a la parte de token y agregar un número momentáneo para poder habilitarlo y yo luego poder cambiarlo posteriormente en el home banking. Allí fue cuando lo entregué en bandeja. Los habilité para que pudieran acceder a mi cuenta. Me hicieron transferencias, sacaron préstamos personales, extracciones. Todo en un mismo día”.

Lamentó.

“Era una cuenta nueva y el banco ni siquiera me llamó para confirmar todos estos movimientos. La cuestión es que fui al banco con todas las conversaciones, en especial la iniciada por el canal oficial de Instagram a través de un mensaje privado, algo que ellos mismos recomiendan y agregué la denuncia penal. Me informaron que en el plazo de 8 días me iban a estar dando una respuesta. El día que se cumplía el plazo decido llamar al banco para ver el estado del trámite y me indican que efectivamente me habían enviado por mail la resolución hacía unos días. Le digo que no me había llegado nada y me insiste en que lo habían mandado a un tal martinmontreal364@gmail.com, es decir, el mismo banco que recibe una denuncia por estafa virtual, envía esta notificación al estafador. Fue insólito”.

Aseveró.

Enojada por la respuesta, Ayelén se acercó al banco para comunicarle esa situación pero le indicaron que “si al resolución fue negativa, no pueden hacer nada y era la última decisión. 

Según ellos, tengo que pagar el préstamo, descubierto, intereses, todo”.

Mencionó.

“El banco me respondió que como yo pase la claves, ellos no pueden hacer nada.  Hicieron eso, pero justamente es una denuncia por delito electrónico, donde deberían haber chequeado el mail , mínimamente sospechar que Ayelén no es Martín Montreal, el nombre que fue modificado en el mail. Actuaron de manera pésima”.

Sostuvo la mujer.

Ayelén realizó un detallado informe con las capturas con las conversaciones con el canal oficial del banco así como con los supuestos operadores y realizará la denuncia en la Fiscalía de Delitos Económicos. 


Publicar un comentario