(VIDEO) "Dame los millones": 11 delincuentes entraron a una casa vestidos de policías y se llevaron $50.000

Una mujer y sus tres hijas fueron asaltadas por 11 delincuentes armados, algunos de los cuales vestían chalecos policiales, que las interceptaron cuando llegaban a su domicilio y simularon hacer un allanamiento para entrar a la vivienda y robar 50 mil pesos y objetos de valor, informaron hoy fuentes policiales y judiciales.

 

Del hecho también fueron víctimas el remisero que llevó a la mujer y las niñas hasta su vivienda y la suegra de la dueña de casa, un plomero y la empleada doméstica que estaban en el interior del domicilio cuando se produjo el asalto, añadieron las fuentes.

 

Todo comenzó ayer a las 14.45, en las calles Maza y General Lemos, del barrio Villa Trujuy, en la zona del partido bonaerense de Moreno, cuando la mujer de 34 años y sus tres hijas de 8, 10 y 12 llegaban a su casa a bordo de un remís luego de realizar compras y que también estaba su suegra.

 

Cuando bajaron del auto y se disponían a entrar a la casa, madre e hijas y el remisero fueron sorprendidos por los delincuentes que descendieron de dos vehículos, un Fiat Toro y un Renault Sandero, ambos color gris.

 

Uno de los asaltantes comenzó a gritar "todos quietos porque es un allanamiento policial", mientras que otro portaba un elemento habitualmente usan las fuerzas de seguridad para derribar las puertas -rompepuertas- e ingresar a las casas.

 

La banda de falsos policías obligó a la mujer y a las niñas a entrar a la casa y las redujo junto a la suegra de la primera (que les abrió la puerta), al remisero, al plomero que trabajaba en la casa y a la empelada doméstica.

 

Luego, los ladrones se apoderaron de unos 50 mil pesos, teléfonos celulares y electrodomésticos, entre otros elementos de valor.

 

"Dame los millones que tenés o me llevo a tu hija", dijo uno de los asaltantes a la mujer, al referirse a su hija de 8 años, contaron las fuentes.

 

Tras concretar el robo, los delincuentes escaparon y las víctimas denunciaron el hecho en la comisaría 2da. de Moreno, donde se inició una pesquisa por "robo agravado en poblado y banda con uso de arma". en la que interviene la fiscalía 4 de Moreno, a cargo del fiscal Federico Soñora.

 

Las fuentes dijeron que luego se determinó que mientras asaltaban a la familia, parte de la banda intentó entrar a una vivienda lindera para robar, aunque no lo concretó y sólo le robó el teléfono celular a uno de sus habitantes cuando estaba en la puerta.

 

Un jefe policial contó que investigadores de la DDI de Moreno analizaban las imágenes tomadas por las cámaras de seguridad de la zona y recolectaban huellas en la escena con el fin de identificar a los ladrones y establecer si cometieron otros robos robos en la zona.

 

La familia asaltada es proveedora de pollos de la zona de Moreno, Paso del Rey y Merlo, agregaron las fuentes.

 

Desde la Secretaría de Seguridad de Moreno, a cargo de Nahuel Berguier, dijeron que se pusieron "a disposición de la familia afectada" y que "se está trabajando con el Ministerio de Seguridad bonaerense para lograr dar con la banda de delincuentes".

 

"Aparentemente es una banda que actúa a nivel provincial. Luego del hecho roban otro vehículo en Hurlingham y el rastreo indica que siguieron hacia la zona de San Martín", agregaron las fuentes comunales.

 

Por su parte, Mariana, la mujer asaltada junto a las niñas, relató esta mañana al canal TN como se inició el episodio.

 

"Estaba pagando el remís y nos metieron a todos en la casa...A mí me llevaron arriba, al cuarto de mis nenas, con cuatro delincuentes y uno me dice 'dónde está la plata, dónde está la plata porque sabemos que tenés plata y si no me llevo a la nena', contó.

 

"Uno se quería llevar a mi nena porque no le daba plata. Yo nunca le solté las manos a mi nena. Yo pensé que me moría en ese momento. Las otras de mis nenas estaban con la señora que trabaja en la casa y yo sola estaba con con mi nena de 8 años", agregó la mujer.

 

Mariana contó que entregó "todo lo que tenía" aunque no poseía el dinero que le pedían.

 

"Otro me dijo dame las alhajas y las joyas. Mi nena lloraba. Estuvieron como 15 minutos, para mi fue todo eterno", explicó.

 

Por su parte, el suegro de la mujer, Rubén, aseguró que los delincuentes sabían que la familia trabaja en la distribución de pollos y dijo que son los mismos que les robaron en el depósito hace varios meses y a su hijo cuando iba en su camión y llevaba dinero para el pago de las ventas a los comercios.

 

"También nos dijeron aquella vez que era un allanamiento y robaron. Somos gente laburadora y nos pasa otra vez. Nos apuntan en grupo comando y nos roban. En ese robo también eran unos seis a siete delincuentes armados", recordó.

Publicar un comentario