Le dieron prisión domiciliaria a una mujer que asesinó a su ex cuando lo encontró en la cama con dos chicas

 

Una mujer de 42 años, acusada de haber asesinado de una puñalada en el pecho a su ex pareja, al parecer cuando lo encontró con dos mujeres en su cama, en una casa del barrio Hipódromo de La Plata, fue beneficiada ayer con un arresto domiciliario, con control de pulsera magnética.

 

En tal sentido, voceros judiciales indicaron que el juez Claudio Bernard, del Tribunal Oral en lo Criminal II de La Plata, le concedió la medida de morigeración de la prisión preventiva a la procesada Evelyn Huertas Minetto,  de nacionalidad peruana, imputada por el delito de "homicidio calificado por el vínculo", en perjuicio de Paul Bustamante (43).

 

También señalaron que el ataque ocurrió el 6 de marzo de este año, cuando la mujer le llevó a Bustamante a la hija de ambos, de 4 años.

 

Cuando llegó a la casa el hombre se encontraba en la cama con dos mujeres, circunstancia que originó una fuerte discusión que culminó con una certera puñalada en el hemitórax izquierdo, que ocasionó la muerte del hombre luego de permanecer 20 días internado, destacaron los voceros consultados.

 

El caso -agregaron- fue investigado por el fiscal penal de la Plata Juan Minnucci, quien ordenó la detención de Huertas Minetto y luego le dictó la prisión preventiva.

 

También explicaron que ahora, el juez, ante un pedido de la defensora oficial Julia Martínez, al tomar en cuenta que la imputada tiene dos hijas, una de nueve y otra de cuatro, que están al cuidado de la abuela, de 73 años, que algunos problemas de salud y dificultades económicas, decidió otorgarle el beneficio de cumplir la prisión preventiva junto a sus hijas en la casa de su madre, en Berisso.

 

Para disponer la medida de arresto domiciliario el doctor Bernard tomó en cuenta la historia de vida de la imputada, que según el informe psicológico de la Asesoría Pericial de Tribunales, tuvo un hijo en Perú a los 15 años (hoy tiene 28) y que vino a la argentina a los 21 debido a las malas condiciones económicas en que se encontraba allí, comenzando a trabajar en el cuidado de personas y de empleada doméstica hasta el día de su detención, detallaron las fuentes.

 

Además informaron que la imputada ya radicada en nuestro país tuvo dos hijas, una de nueve, y otra de cuatro con la víctima de este caso.

 

Las fuentes afirmaron que en el informe psicológico se dictaminó que la imputada "no presenta signos de tipo alucinatorio o delirante, o alteraciones del pensamiento, conserva la comprensión y discernimiento acerca de sus propias acciones, todo lo cual le permitirá entender los límites que se le impongan".

 

Voceros judiciales explicaron que el juez concluyó que "si bien no dejo de advertir que a la fecha las niñas se encuentran al cuidado de su abuela materna, lo cierto es que dada su edad y las limitaciones que las enfermedades que padece le puedan provocar, la presencia de la madre para el normal desarrollo y crecimiento de aquellas revista especial importancia".

 

En base a esos fundamentos y con citas de convenciones internacionales en defensa de los derechos de la mujer y el niño, el magistrado entendió que "la medida morigeradora de la coerción resultará suficiente como para garantizar el comparendo de la imputada a juicio y, en su caso, el cumplimiento de la pena".

 

Cabe señalar que el fiscal de juicio Jorge Paolini se opuso a la medida de arresto domiciliario, al considerar que existen peligros procesales, por la pena en expectativa del delito que le imputan a Huertas Minetto, de prisión perpetua.

 

Las fuentes señalaron que una vez que adquiera firmeza la resolución del juez (el fiscal puede apelar) y cuando se provea del dispositivo magnético de control a la imputada, se hará efectiva la medida dispuesta.

Publicar un comentario