Entre Ríos aseguró que "si no hay vacuna, no habrá fiestas ni carnavales" en el verano


El ministro de Producción, Turismo y Desarrollo Económico de Entre Ríos, Juan José Bahillo, aseguró este jueves que "no habrá condiciones en el verano, si no hay vacuna, para hacer" fiestas populares, eventos masivos y carnavales en las ciudades de esa provincia.
"La poca previsibilidad con esta pandemia indica que esos productos masivos turísticos serán muy difíciles hacerlos, correríamos el riesgo de perder el estatus".

Dijo en diálogo con una radio local.

Además del reconocido Carnaval del País en Gualeguaychú, en Entre Ríos hay otros carnavales, corsos barriales y murgas donde se juega con espuma, el público se disfraza y utiliza máscaras, en algunos la gente interactúa en la pista, y otros disponen espacios VIP.

Otra región que apostará por el turismo interno:

Bahillo agregó que "en este tiempo" se realizan las contrataciones y compromisos comerciales como artistas, stands, sonido y escenarios, y "hoy nadie se anima a hacer un compromiso de estas características".

Respecto a la actividad termal entrerriana, indicó que "ya hay un protocolo elaborado" y para la semana comenzarán a "evaluar pedidos de actividad turística interna".

"Hubo un pedido puntual de intendentes de la zona de Palmares (costa del río Uruguay) y si las condiciones siguen siendo estables, seguramente vamos a permitir la vuelta de la actividad turística dentro de Entre Ríos".

Dijo el ministro.

Entre Ríos, declarada "Capital Nacional de los Circuitos Termales" por el Senado de la Nación, cuenta con más de 125 piletas en 16 complejos termales de 13 localidades de toda la provincia.

El funcionario provincial sostuvo que "hay que trabajar con comerciantes y gastronómicos una nueva normalidad, con actividades que permitan la convivencia con distanciamiento".

Sobre los hoteles, afirmó que "el tránsito interno es insuficiente para sostener los gastos fijos" y aseveró que "se depende mucho de los turistas de Buenos Aires".

Finalmente, Bahillo destacó que la provincia difirió "todos los impuestos provinciales" para sectores relacionados a la hotelería, turismo y gastronomía, como "medidas paliativas, de subsistencia que permiten una ayuda para superar la crisis".

"Son sectores para los cuales no tenemos un horizonte certero para decirles en qué momento podrán comenzar a trabajar, porque cuando se avanza en situaciones masivas, la velocidad de contagios aumenta notablemente".

Concluyó.



Publicar un comentario