Ex preso de Devoto liberado por el coronavirus lideró espectacular robo a cajero automático

Un delincuente, de 60 años, que hacía 3 meses había sido dejado libre por la Justicia de la cárcel del barrio capitalino de Villa Devoto debido su condición de riesgo ante la pandemia de coronavirus, fue detenido como saldo de una cinematográfica persecución y luego de que, en compañía de otros 2 marginales, hicieran explotar, con una batería, un cajero automático, para robar una importante suma de dinero.

Este dramático suceso, que incluyó un violento tiroteo, se produjo en la localidad bonaerense de Hurlingham, y los restantes hampones consiguieron escapar.

Los voceros del departamento judicial de Morón dijeron a cronica.com.ar que los hechos se iniciaron cuando los malvivientes destrozaron las puertas de blindex de la institución crediticia y de inmediato, con una batería, hicieron detonar el cajero automático ubicado en la avenida Gobernador Valentín Vergara al 5700.

Con rapidez, los marginales sustrajeron dinero del aparato –que momentos antes había sido dejado en el lugar por los custodios de un camión de caudales de Prosegur- y escaparon en un Citroën AirCross gris. chapa KFL 958.

Miembros del Comando Patrulla (C.P.) de Hurligham y de la Unidad de Policía de Prevención Local (U.P.P.L.) comenzaron a perseguir a los asaltantes, quienes, por este motivo, arrojaron clavos “miguelitos” en la cinta asfáltica para impedir el accionar de los uniformados, con quienes se enfrentaron a disparos.

En la esquina de la mencionada avenida Vergara con la calle Bolívar, los efectivos de seguridad finalmente lograron interceptar al coche y capturaron entonces a su conductor, quien resultó ser el ex presidiario, que fue identificado como Jorge Miguel Navarrete, de 60 años, quien había sido beneficiado por los funcionarios de la Justicia y liberado hacía 90 días del penal porteño de Villa Devoto como consecuencia de la pandemia de Covid-19.

Mientras tanto, los otros dos individuos huyeron a la carrera por las vías del Ferrocarril General Urquiza.

Se cree que el sexagenario es el líder de la banda.

Dentro del auto utilizado por los sujetos, los policías secuestraron una saca con dinero, la cual había sido sustraída del cajero automático.

Autoridades de la Estación de Policía de Hurlingham y de la Superintendencia de Seguridad del Area Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) de la Zona Oeste supervisaron el operativo.

La causa está a cargo del fiscal Mario Alberto Ferrario, de la Unidad Funcional N° 3 de Morón.

Publicar un comentario