MAR DEL PLATA: “Cuentos del Tío”: Llamaban desde Misiones y un cómplice en la ciudad recogía el botín

En el marco de las múltiples causas que investigan la sucesión de hechos cometidos bajo la modalidad “cuento del tío” en la ciudad y en seguimiento de una línea que descubrió la realización de llamados de ese tipo desde la provincia de Misiones, efectivos de la Agencia Regional Federal de Mar del Plata allanaron una vivienda en el barrio Bernardino Rivadavia. Si bien el sospechoso de “levantar” los botines que la banda conseguía no fue hallado, en el operativo se secuestró dinero y celulares que serán periciados.

Las medidas avaladas por la Justicia de Garantías local se dieron luego del pedido que formuló la fiscalía de Delitos Económicos. El pedido que hizo el fiscal David Bruna derivó en la realización de un allanamiento en una casa ubicada en Primero de Mayo y Formosa y otro en la ciudad de Oberá.

Fuentes oficiales confirmaron que la banda utilizaba varios teléfonos celulares de modelos viejos y con línea liberada lo que les permitía cambiar temporalmente de línea.
“Lo llamativo era que los que realizaban los llamados se encontraban en Misiones mientras que aquí había un cómplice que simulaba ser un contador y recogía el dinero de las víctimas”.
Dijeron.
Al igual que en otros casos, en el engaño una voz femenina simulaba ser una nieta de la víctima que decía estar enferma y con disfonía, explicar algún problema económico y la necesidad de entregar o cambiar dinero.
“Les hacían apagar el celular para incomunicarlos de sus familiares reales y coordinaba el arribo del cómplice para retirar el dinero”.
Agregaron.

A partir de los datos recabados, que incluyeron el análisis de imágenes de las cámaras del Centro de Operaciones y Monitoreo, se pudo establecer que el “falso contador” que recogía el botín es un integrante de la comunidad zíngara, por lo que tras identificarlo se solicitó su detención.

Si bien el hombre no fue hallado, en la vivienda secuestraron una suma no precisada de pesos, dólares, celulares y una máquina de contar dinero. En Oberá la policía secuestró también celulares y documentación de interés para la causa.

Publicar un comentario