Jubilado entró a robar una zapatería y tras forcejear con el dueño murió

Un delincuente murió en la mañana de este jueves y el dueño de una zapatería resultó herido de un balazo en una mano cuando se resistió a un asalto en una zapatería en el barrio porteño de Flores, informaron fuentes policiales.

El hecho se registró a las 11.50 en la zapatería Muglia, ubicada en la calle Membrillar 25, a metros de la avenida Rivadavia, en pleno centro comercial del barrio de Flores, donde esta tarde personal de la Comisaría Vecinal 7C realizaba los peritajes correspondientes.
Fuentes policiales informaron que todo comenzó cuando un delincuente que sería un hombre mayor, ingresó al local y, tras apuntarle con un arma de fuego al dueño, le exigió que le entregara el dinero.

Sin embargo, el propietario de la zapatería se trenzó en lucha con el asaltante, quien efectuó un disparo que impactó en una mano del comerciante.

Según las fuentes, el forcejeo continuó hasta que ambos chocaron contra la vidriera del negocio, tras lo cual el delincuente quedó inconsciente.

Personal del Sistema de Atención Médica de Emergencias (SAME) llegó a los pocos minutos y constató que el ladrón había fallecido.
En tanto, el hombre herido fue trasladado al hospital Piñero donde fue atendido por las lesiones sufridas, aunque se encuentra fuera de peligro.

Efectivos de la Comisaría Vecinal 7C fueron alertados por el hecho y se entrevistaron con el damnificado, que ayer había reabierto su negocio por disposición del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires tras cuatro meses de aislamiento.

Los investigadores procuraban determinar si el asaltante murió como consecuencia del golpe o si en la pelea sufrió un infarto, dijeron las fuentes.

Una testigo dijo que escuchó gritos, que el zapatero decía "me robaron" y al salir a ver qué pasaba se encontró con "ese panorama".
 "Le entraron a robar al muchacho y en el forcejeo se disparó el arma, él estaba bastante lastimado y murió el delincuente".
Relató la mujer.

Según comentó:
"Todo el tiempo suceden situaciones de robo dentro de las galerías, en locales, en la calle, en los restaurantes, Flores es un lugar de bastante delincuencia".
"La situación que todos estamos pasando y por fin decir 'trabajamos', intentando salir adelante y que pase esto, la verdad que la conmoción es muy grande", expresó y sobre el herido dijo: "Es un hombre de Flores de muchísimos años, una persona que abría su comercio en el tiempo que se pudo".

Publicar un comentario