Indigente se descompuso en la calle: Tenía al lado una yarará de 1 metro

Una extraña situación tuvo lugar en el barrio de Retiro donde efectivos policiales hallaron a un hombre en situación de calle en la vía pública convulsionando, aunque lo raro es que a su lado había una serpiente muerta, por lo que el sujeto fue trasladado a un hospital cercano mientras se investiga el hecho y se analiza el cuerpo del reptil.
Todo comenzó cuando un efectivo que estaba patrullando la zona fue alertado de la situación por los gritos de los transeúntes, que vieron el momento en el que esta persona se descompuso y cayó al suelo.

Al llegar hasta el lugar, en la intersección de las calles Libertad y Posadas, el agente de seguridad vio que junto al hombre había una serpiente de aproximadamente un metro de largo, por lo que rápidamente sospechó que la víctima pudo haber sido mordida por el animal, que se encontraba a medio degollar y ya sin vida.

Algunos testigos le dijeron al policía que este hombre había matado al reptil unos minutos antes y que creían haber visto cómo se pinchaba con uno de los colmillos del cadáver mientras manipulaba la cabeza, razón por la cual habría comenzado a convulsionar.

Derivado al hospital:

Ante esta situación, el efectivo solicitó la asistencia del SAME. Al poco tiempo llegó una ambulancia que trasladó a esta persona hasta la guardia del Hospital General de Agudos Bernardino Rivadavia, todavía con síntomas.

Paralelamente, se le dio aviso a la Fiscalía de turno, que abrió una causa caratulada como “averiguación de lesiones” y ordenó llevar los restos del reptil al Instituto Malbrán para que sean analizados y tener más precisiones sobre lo ocurrido.

Si bien los testigos dijeron que el hombre se pinchó con uno de los colmillos de la serpiente, los estudios médicos confirmaron que no tenía ninguna mordedura y que, en cambio, la herida en el dedo se debía a un corte “que se le produjo con un hierro”. Además, al examen toxicológico de laboratorio reveló que el sujeto “no presenta infección por veneno animal”.

La Fiscalía espera que el reptil llegue al Malbrán y a partir de ahí aguardarán los resultados de los análisis pertinentes, para saber si se trataba de alguna víbora venenosa o si los restos del animal pueden brindar algún detalle de lo que pasó. Hasta el momento no habría ninguna conexión y no se sabe qué hacía la serpiente junto al hombre.


Publicar un comentario