TRAGEDIA IMPENSADA: Festejaba el fin de la cuarentena y cayó al vacío tras sacarse una selfie en un acantilado

Una mujer de 31 años se resbaló en el pasto y cayó desde un acantilado de 35 metros de altura al mar mientras posaba para una foto en Turquía.

La kazaja Olesya Suspitsyna falleció frente a su amiga que estaba tomando la fotografía en la ciudad turística de Antalya, en el suroeste de Turquía. Las mujeres festejaban que el gobierno levantó la cuarentena de coronavirus en la ciudad.
 Las amigas fueron a caminar al popular Parque Duden, conocido por sus pintorescas cascadas, después de semanas de la orden de quedarse en casa. Durante la caminata, Olesya decidió tomar una foto en el borde de un acantilado con las cascadas de fondo.

Se subió a la valla de seguridad y comenzó a posar para la imagen frente a su amiga. En un momento, Olesya se resbaló en el pasto, perdió el equilibrio y cayó del acantilado de 35 metros de altura a su muerte.
 Su amiga, aterrorizada, llamó a los servicios de emergencia. Más tarde, el cuerpo de Olesya fue encontrado y sacado del agua por los rescatistas locales.

La policía turca investigó el caso y concluyó que fue un accidente, dijeron los familiares de la víctima.
Olesya trabajaba como guía turística en la ciudad durante los últimos cinco años. Al comentar una de sus fotos, escribió en su Instagram: "Siempre admiraré la belleza de la naturaleza turca. Este es mi paraíso".
 Su pariente, Yury, dijo a los medios de comunicación: "Olesya era una persona inteligente y alegre. Ella estableció metas y las hizo realidad".

Su amiga del alma, Olga Kravchuk, dijo: "Olesya siempre amó el mar y soñó con vivir en Turquía. Ella hizo su sueño realidad. Más que nada, amaba la sensación de libertad. Esta es una pérdida irreparable. Mi corazón está roto".

El cuerpo de Olesya será transportado de Turquía a Kazajstán el próximo sábado y será enterrada en su ciudad natal de Kostanay.


Publicar un comentario