DE TERROR: Descubrieron a Escribano de Morón tirando cuerpo descuartizado en una valija al Río Luján

En el baúl del auto la policía descubrió manchas de sangre, vísceras y también ropa supuestamente de la víctima de la que aún no se tiene información. Recién comenzaron a realizarse las pericias por lo cual no se sabe demasiado de la persona ejecutada y descuartizada.

La detención del escribano Ricardo Ignacio Baladía de 57 años fue en el área del ex Recreo El Colonial de la ciudad de Luján. El hombre operaba como escribano tanto en Morón Ciudad como en Castelar, en la calle Arredondo 2030.

Al momento de su detención, que fue producto de un llamado al 911, estaba junto al río intentando llegar al BMW, dominio CRE 834, que manejaba. Le secuestraron más de 20 mil dólares y un DNI a nombre de Miguel Pereyra, que tiene domicilio en Castelar y podría ser la víctima.

Según el portal Luján en Línea el escribano arrojó el cuerpo sin vida la noche del miércoles a las 21:00 al Río Luján y luego fue detenido.

Minutos después de haber arrojado el cuerpo al Río Luján fue detenido al llegar el Comando de Patrulla de Luján.
 El hecho ocurrió en la zona del ex Balneario Municipal, detrás del ex Restaurante “El Colonial” y todo ocurrió alrededor de las 21:00.

A un sereno o a un vecino, existen las dos versiones, le llamó la atención la llegada de un vehículo del que bajaba un desconocido y arrojaba un objeto pesado al Río Luján. Así que se comunicó con el Comando de Patrulla de Luján.

El Comando de Patrulla de Luján detuvo a Baldía justo cuando subía del río en dirección al ex recreo para volver a su vehículo.

El detenido y presunto autor del homicidio no dijo nada. No se sabe quién es el muerto, dónde y cómo lo mataron, quién o quiénes lo asesinaron, por qué motivo, dónde está el resto del cuerpo, por qué el supuesto escribano vino a Luján a deshacerse de la persona muerta y arrojarlo al río.

Al cuerpo le faltan las piernas, señala el portal El Civismo, de Luján. “Hay viseras y manchas de sangre en la base. Y las zapatillas del tipo están llenas de sangre”, dijo el comisario Rubén González que actuó en el operativo.

Ya fue allanada su casa y la escribanía de Baladía, donde hallaron “rastros hematicos y se incautó una cuchilla Tramontina de 33 cm con mango plástico blanco, e hidrolavadora marca GAMMA 130 que fuera utilizada para borrar los rastros, alterar la escena del hecho, lavando pisos y paredes”.