MADARIAGA: La nueva fase de la cuarentena obliga a cambios en medidas locales

Todo es dinámico. Tan dinámico que el gobierno local tuvo que dar marcha atrás, reformular y reanunciar medidas luego de las publicaciones que realizó este portal durante la jornada de ayer acerca de la situación de los protocolos enviados por Madariaga a la provincia de Buenos Aires para flexibilizar la cuarentena.

Hubo llamados, cataratas de mensajes para intentar contrarrestar el no haber obtenido el permiso, aún, para la reapertura de comercios según su cantidad de metros cuadrados. Por la noche llegó un bálsamo: de manera extraoficial les informaron que incluyen a Madariaga en las primeras 9 excepciones del decreto presidencial de la semana pasada. Se vivió como un triunfo porque se había conseguido algo. Para ese entonces había que recomunicar y se hizo todo antes del anuncio presidencial que volvió a plantear cambios que aún hoy deben ser analizados.

Desde el lunes podrán abrir a nivel local: los locales de cobros de servicios e impuestos, las oficinas de rentas municipal, provincial y nacional, la actividad registral nacional y provincial, todos aquellos comercios minoristas que tengan la capacidad de vender por internet y transportar el producto en la modalidad entrega a domicilio, los consultorios médicos y odontológicos que den turnos espaciados, los laboratorios de análisis, las ópticas, los peritos de aseguradoras y quienes atiendan a víctimas de violencia de género (oficinas gubernamentales y de asistencia).

Todo eso fue anunciado de palabra y se espera la llegada del formulario oficial en los próximos minutos.

La nota con el título: ¿Por qué Madariaga no aparece en el listado de exceptuados de la cuarentena? Retumbó de tal manera que dejó perplejos a los comerciantes que se preparaban para retomar las actividades. La primera respuesta fue: se abre igual y así quedó plasmado en una nota subsiguiente con el título: Aseguran que igualmente el lunes permitirán la apertura de comercios. Pero todo duró unas horas y hubo que dar marcha atrás. Es que desde el miércoles el gobierno local tenía previsto llegar con los permisos para la habilitación de locales. Lo anunciaron con el título “el gobierno prevé” y lo desarrollaron en entrevistas y en la propia nota como un hecho que aún está en análisis y que podría obtener una respuesta entre el martes y el miércoles.

Con los nuevos anuncios presidenciales serán las provincias las que habiliten y regulen la cuarentena. En caso de fallos todo deberá dar marcha atrás y es, acaso, el territorio que la tiene más complicada por la densidad de población y la cantidad de casos detectados que, con una apertura paulatina, podrían diseminarse por todo su terreno.

El jefe de gabinete nacional, Santiago Cafiero, es uno de los que comanda el comité de crisis nacional y ya a mediados de la semana pasada aseguró: hay una doble preocupación la salud y la economía aunque la vara se inclina a darle preponderancia hacia la primera. Aquí las presiones de comerciantes, de vecinos que sufren el encierro y la falta de casos llevan a ponderar el factor económico.

Publicar un comentario