ENTRE RÍOS: Detuvieron a tres primos de Ramoncito, el nene descuartizado

Tres primos de Ramón Ernesto Grandoli, el chico de trece años que apareció descuartizado en Entre Ríos después de estar dos semanas desaparecido, quedaron detenidos en las últimas horas como principales sospechosos del crimen.
Dos de los apresados, identificados como Hugo (23) y Luis Roldán (28) viven en una casa ubicada a 200 metros donde encontraron el pasado viernes a "Ramoncito", en un cañadón con agua y juncos, a pocos metros del ingreso al cementerio de Hernandarias.

Ambos hombres permanecen con prisión preventiva en el hospital "Escuela de Salud Mental" de Paraná, ya que "no tienen las facultades mentales acordes para comprender por qué están detenidos", indicaron fuentes del caso.

En ese domicilio de los Roldán, los investigadores secuestraron una faca con sangre, una alpargata quemada que podría ser del niño, una bolsa de nylon negro y un arma cargada con 9 cartuchos en el precario baño ubicado a unos 15 metros de la vivienda.

El tercer detenido es el hermano de los primeros arrestados, Walter Roldán (36), quien estaba en otra vivienda de la zona.
Los investigadores sospechaban que el chico fue asesinado a unos 800 metros de la casa y luego abandonaron su cuerpo, que fue devorado posteriormente por perros u otros animales.
El jefe de Investigaciones de la Policía Departamental Paraná, Fabio Jurajuría, aseguró que, de acuerdo con lo que pudieron observar los forenses que trabajaron en el lugar, el cuerpo de "Ramoncito" estaba en avanzado estado de descomposición, por lo que "llevaba muchos días" en el lugar.

Además, explicó el cadáver estaba "desmembrado", y aclaró que en un lugar hallaron "el cráneo" y a pocos metros "diferentes restos óseos".
Por su parte, Gabino Grandoli, el papá del nene, dijo que la última vez que lo vio fue el 28 de febrero cuando su primo Luis lo fue a buscar en una moto "para hacer escobas en el campo".

"Lo sacó de mi casa, en moto, a la nochecita. Lo invitó a llevarlo al campo. Iban a hacer escobas. Le pregunté con qué cortaban las palmas. Me dijeron que lo hacían con un machete. Les indiqué que tenía un cortador de palmas en el campo, así que vine y se los alcancé", recordó el hombre en diálogo con El Once.

"Ni idea de qué es lo que puede haber pasado. Ni rastro de nada había. No sé qué puede haber pasado para que llegara a pasar lo que pasó. No sé, no sé. Quiero que se haga justicia; si han hecho las cosas mal que paguen como tienen que pagar", expresó Gabino.
seguros

Publicar un comentario