CRIMEN DE FERNANDO BÁEZ SOSA: ¿Beneficiarán a los rugbiers con el arresto domiciliario?

Las ocho casas propuestas donde los rugbiers imputados por el asesinato de Fernando Báez Sosa​ (18) podrían gozar del beneficio de la prisión domiciliaria, en Zárate, "son aptas", de acuerdo a un informe del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB).
Esto quiere decir que cumplen con parte de las condiciones que la Justicia requiere, aunque no significa que los acusados, por ahora, puedan seguir el proceso judicial desde la comodidad de sus hogares.

A partir del pedido de morigeración de prisión que hizo el defensor de los rugbiers, Hugo Tomei, el juez de Garantías de Villa Gesell​, David Mancinelli, solicitó distintos informes para conocer si, en caso de concederles tal beneficio, los lugares a los que irían a parar los acusados cumplen los requisitos indispensables.

Uno de ellos, que cuenten con línea telefónica fija o buena señal de celular. Es lo que hicieron en lo últimos días agentes del Servicio Penitenciario Bonaerense en Zárate, y "los ocho casos dieron positivo", confió a Clarín una fuente del caso.
Con ese dato, la Justicia sabe que en caso que se resuelva que los rugbiers puedan ir a esperar el juicio a sus casas, estará en condiciones de colocarles tobilleras electrónicas para monitorear sus movimientos en un radio determinado, tan solo eso.

Es que el sistema, una vez burlado (basta que el detenido salga de su casa), no cuenta con rastreo satelital: si va más allá de la esquina, no hay GPS que ayude a los investigadores para recapturarlo.
De momento, Máximo Thomsen (20), Enzo Comelli (20), Blas Cinalli (18), Matías Benicelli (20), Ayrton Viollaz (20), y Lucas (21), Ciro (19) y Luciano Pertossi (18) permanecen alojados en la alcaidía de la Unidad Penal 6 de Dolores, aislados del resto de la población carcelaria.

En la audiencia preliminar al dictado de la prisión preventiva, que finalmente confirmó el juzgado de Garantías, el abogado que los defiende pidió la morigeración de la prisión para ellos.
Son quienes son considerados por la fiscal Verónica Zamboni como "coautores" del homicidio doblemente agravado de Fernando, por premeditación y alevosía, en tanto que los dos imputados como "partícipes necesarios", Alejo Milanesi (20) y Juan Pedro Guarino (19), siguen el proceso en sus casas. No se trata de un arresto domiciliario el de ellos: por falta de pruebas, la fiscal dispuso su libertad.

En los próximos días se conocerá la decisión de la Cámara de Apelaciones y Garantías de Dolores, que tiene que resolver sobre la prisión preventiva que le fue dictada a los rugbiers detenidos en la UP6. Tomei apeló además el rechazo de la recusación que había solicitado para Zamboni, por lo que la decisión de los camaristas tomará unos días más de los previstos.
De confirmar las preventivas, el juez Mancinelli deberá celebrar una nueva audiencia para tratar la morigeración de la prisión. En ese caso, citará a cada una de las partes: al particular damnificado (los abogados de los papás de Fernando, del estudio de Fernando Burlando), al defensor y a la fiscal. También convocará a los imputados, como establece la ley.

"La situación de cada uno se resuelve en forma independiente, no todas juntas. Son casos diferentes, cada uno tiene circunstancias personales diferentes", explicó una fuente judicial a este diario.   
Pero para esto, además de la decision de la Cámara Penal de Dolores, restan informes. El juez Mancinelli debe contar con los informes socioambientales que se encargaron a la asesoría pericial del Poder Judicial y el resultado de las pericias psicológicas y psiquiátricas de cada uno de los rugbiers.

"Por ahora, se piden informes, y eso de ningún modo implica que se les vaya a conceder la prisión domiciliaria", explicó la misma fuente a este diario. 

En esa audiencia, tras oír los argumentos de cada una de las partes, el juez resolverá si concede o no la prisión domiciliaria. Luego, las partes pueden recurrir a Apelaciones por lo que la medida se haría efectiva recién, cuando, llegado el caso, la Cámara resuelva. Mientras tanto, permanecerán detenidos.

Báez Sosa fue asesinado a golpes a la salida del boliche Le Brique, en la madrugada del 18 de enero, tras una discusión en medio de un pogo.



Publicar un comentario