Home Ads Home Ads

Un chico de 13 años le cortó la cara a su compañero para robarle las zapatillas en la puerta del colegio



Un violento hecho generó conmoción en la ciudad balnearia de Mar de Plata. Un adolescente de 13 años le cortó la cara a su compañero para robarle las zapatillas en la puerta del colegio.

Todo sucedió el viernes al mediodía en la Escuela Secundaria Nº21, ubicada en la intersección de las calles Formosa e Independencia. Según precisaron los medios locales, el chico atacó al otro estudiante con un cuchillo de cocina con mango blanco.

Luego de la agresión, el adolescente herido fue asistido por las autoridades del establecimiento y poco después lo retiraron sus padres para realizar la denuncia en la Comisaría Segunda de la localidad.

El atacante, por su parte, escapó de la zona. Sin embargo, en el caso intervino el fiscal del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil, Carlos Russo, quien ordenó la demora y posterior entrega del menor a sus papás.

Además, solicitó la formación de una causa por el delito de tentativa de robo agravado por el uso de arma blanca. Las fuentes consultadas por el medio 0223 informaron que el atacante ya habría intentado robarle las zapatillas a la víctima.

Este es el segundo ataque una semana que ocurre en una escuela de Mar del Plata. El martes un adolescente de 13 años fue herido con un cuchillo en inmediaciones de una escuela ubicada en la intersección de Juan B. Justo y Lavalle en circunstancias que aún no fueron esclarecidas.

Luego de la agresión, el menor debió ser trasladado al Hospital Interzonal Especializado Materno Infantil (Hiemi), pero allí se constató que solo sufrió heridas leves, por lo que poco después fue dado de alta.

Ese mismo viernes, un adolescente de 17 años llevó al colegio el arma reglamentaria de su mamá, una agente penitenciaria, amenazó a un compañero por una presunta deuda y fue detenido.

Todo sucedió en un establecimiento ubicado en la calle 198, entre 46 y 47 de la localidad bonaerense de Lisandro Olmos, partido de La Plata. De acuerdo a lo informado por fuentes policiales, el chico llegó hasta la institución y le mostró a sus compañeros el arma. Los testigos, más tarde, revelaron al medio La Buena Info que poco después amenazó a otro adolescente por una presunta deuda económica, mostrándole la Bersa calibre 22, que estaba cargada con siete balas.

Según se pudo saber, la pistola pertenece a su mamá, que se desempeña como agente del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB). Cuando las autoridades de la institución fueron alertadas por la violenta situación, enseguida llamaron a la Policía y los efectivos de la Comisaría 15 llegaron al lugar e intervinieron ante el conflicto.

El chico de 17 años fue demorado, pero pocas horas después fue devuelto a sus padres. Quedó acusado por “abuso de arma de fuego”.



Home Ads
GENERAL JUAN MADARIAGA El Tiempo