Home Ads

PINAMAR: Difundieron la imagen de un sospechoso y un comerciante dijo que lo conoce



Un sospechoso del sangriento crimen del chef Nicolás Tapia Páez en su departamento de Pinamar fue identificado este miércoles. Se trata de un hombre que fue detectado por una cámara de seguridad en las inmediaciones de la vivienda donde ocurrió el asesinato y que fue reconocido por un comerciante de la zona, quien dijo que lo atendió en su kiosco aunque al menos hasta la última jornada no había prestado declaración.


El kiosquero lo distinguió porque en las imágenes difundidas por la Secretaría de Seguridad local el sujeto, quien según sus cálculos “tendría entre 42 y 45 años”, estaba vestido con la campera celeste y azul con la que entró a comprar dos cigarrillos sueltos a su negocio. Sobre esa prenda en particular, dijo que le llamó la atención porque “era muy linda” al tiempo que aclaró que “no tenía una gota de sangre”.


“(El sospechoso) estaba muy tranquilo. Lo conozco y lo veía casi todos los días porque el lugar del hecho es el camino de todos los días que hago desde mi casa, con la moto”, reconoció Hugo Ordóñez, el comerciante en cuestión, en declaraciones a Telpintv.


Luego insistió en que vio “un montón de veces” al joven que quedó bajo la lupa de la Fiscalía como presunto autor del hecho. “Cuidaba autos en la cuadra del zamba. Pero nunca lo vi con Nicolás”, precisó Ordóñez.


“Con el sospechoso nunca hablé, pero muchas veces se sentó en el banco de la puerta de mi kiosco a escuchar rock nacional, que yo pongo. No tuve diálogo con él”, agregó el kiosquero, que también señaló que conocía al chef asesinado a puñaladas porque iba a comprar a su comercio, pero que “de su vida no sabía nada”.


Eduardo Nicolás Tapia Páez, que trabajaba en el hotel Zentiva, fue encontrada sin vida el lunes a la noche en un departamento ubicado en el cruce de las calles De la Sirena y Del Caracol, cerca de Bunge y El Mar, playa céntrica pinamarense.


La principal hipótesis de las autoridades es que se trata de un crimen pasional. Es que en la vivienda los policías no hallaron faltantes, por lo que quedó descartada la versión de un robo.


Según el diario local Pinamar a Diario, vecinos escucharon una discusión y un pedido de ayuda a la mañana. Cerca de las 18, finalmente, su compañera de departamento lo encontró muerto con 40 heridas de arma blanca en su cuello.


Home Ads
GENERAL JUAN MADARIAGA El Tiempo