Murió un joven atropellado y arrastrado en la calle



Un joven de 30 años murió luego de agonizar más de un mes, tras ser atropellado a fines de diciembre pasado en la localidad bonaerense de Villa Fiorito, por el conductor de una camioneta que habría "manejado borracho".

"Queremos justicia por mi sobrino, el asesino al volante pagó una fianza de 4 millones de pesos y ahora está libre como si nada", reclamó Mónica Paz, tía de José Luis Aquino (30), en diálogo con cronica.com.ar.

La víctima había embestida el 23 de diciembre pasado, sobre la calle Plumerillo, donde quedó tendido en el suelo, según consta en la denuncia realizada por su familia.

El acusado se habría fugado a toda velocidad, para entregarse horas más tarde en la Comisaría 5ta de Lomas de Zamora. Sin embargo, solo estuvo algunas horas demorado, hasta que recuperó la libertad.

"Se entregó a la tarde, porque al momento del hecho, aparentemente se encontraba alcoholizado", remarco Mónica.

Por su parte, Aquino primero fue atendido en la Unidad de Pronta Atención (UPA) de Fiorito, desde donde fue derivado al Hospital Gandulfo, donde permaneció en grave estado, hasta que perdió la vida.

El día del hecho, José Luis caminaba de regreso a su casa, luego de acompañar a su hermano en la parada de colectivos. 

De acuerdo a la secuencia de imágenes del trágico siniestro vial, registrada por una cámara de seguridad, el fallecido fue chocado y arrastrado por la calle, lo que le provocó las heridas mortales.



Home Ads
GENERAL JUAN MADARIAGA El Tiempo