¿Qué pasó con José Luis Cabezas?




"Sacarme una foto a mí es como pegarme un tiro en la frente. Ni los servicios de inteligencia tienen una foto mía", era la frase que se le atribuía a Alfredo Yabrán, el empresario a quien se acusó de la autoría intelectual del crimen de José Luis Cabezas, el fotoperiodista asesinado el 25 de enero de 1997, cuyo cuerpo fue encontrado dentro de su auto incendiado, con dos tiros en la cabeza.

Un año antes del hecho que conmocionó al país, y que este jueves cumple 27 años, la víctima había fotografiado al empresario, entonces propietario de OCA, quien se suicidó de un escopetazo en mayo de 1998 en una estancia ubicada en la provincia de Entre Ríos.

Yabrán pasó sus últimos días oculto en ese lugar en condición de prófugo, luego de que se dictara una orden de detención por el homicidio, hasta que se quitó la vida al verse rodeado por la policía.

La noche de su asesinato, Cabezas había ido a Pinamar a hacer una cobertura periodística en la casa del empresario postal Oscar Andreani, donde permaneció hasta que se retiró al departamento donde se hospedaba.

En el transcurso hasta allí, fue interceptado por la banda de "Los Horneros", que lideraba el oficial de la Policía Bonaerense, Gustavo Prellezo y que respondía a las órdenes de la persona que había ordenado su muerte.



El auto de Cabezas fue encontrado en General Madariaga, en cuyo interior estaba su cuerpo calcinado, con las manos esposadas y dos disparos en la cabeza.

Los acusados, el custodio de Yabrán, Gregorio Ríos (instigador) y el comisario de Pinamar Alberto Gómez (por liberar la zona del crimen), fueron condenados a prisión perpetua, junto a los cuatro integrantes de "Los Horneros": José Auge, Horacio Braga, Héctor Retana y Sergio González; sumado a los policías Sergio Camaratta, Aníbal Luna y Gustavo Prellezo.

Sin embargo, todos ellos fueron liberados años más tarde, y actualmente están libres, al habérseles otorgado diversos beneficios de penas.

¿Qué es de la vida de Gregorio Ríos?

Gregorio Ríos era jefe de seguridad de Yabrán y en 2006 obtuvo la prisión domiciliaria. Sin embargo, siete años después se le dio la pena por cumplida y hoy se encuentra libre.

Por su parte, Prellezo fue condenado en febrero de 2002, pero solo pasó tras las rejas 13 años, pese a que la sentencia fue ratificada en las máximas instancias judiciales de la provincia y del país.



Los otros condenados por el asesinato, ex policía Aníbal Luna tiene libertad condicional desde 2017; ; y el comisario Mario "La Liebre" Gómez recuperó la libertad en 2006 tras una decisión de la Cámara de Casación bonaerense.

Además, fue sentenciado el policía Sergio Cammaratta, quien murió en el penal de Dolores en 2015, sindicado por la Justicia como responsable de haberle hecho "un seguimiento" a Cabezas cuando trabajaba en Pinamar en el verano de 1997.

De la banda "Los Horneros", reclutados por Prellezo, fueron desvinculados de la causa José Luis Auge (que recibió condena en el juicio que se hizo en 2004, pero quedó en libertad cuatro años más tarde); y Sergio Gustavo González, sentenciado a perpetua recibió una reducción de la condena y salió de la cárcel en 2006, aunque tiene una causa por drogas radicada en los tribunales de CABA.

Por su parte, también de la banda de "Los Horneros", fue desvinculado de la causa Horacio Braga, quien quedó en libertad condicional diez años después del crimen, y a mediados de 2018 cumplió su condena con la Justicia, mientras que Miguel Retana, murió por una afección originada por el SIDA en la cárcel un año después.

¿Quién es Prellezo?

Gustavo Prellezo era un policía bonaerense que respondía a las órdenes de Yabrán. Junto a "Los Horneros", fue quien encabezó la autoría material del crimen, ya que se le atribuye haber efectuado los disparos que mataron a Cabezas.

Desde 2010 en adelante, la Camara de Apelación y Garantías en lo Penal Sala N° 1 le otorgó diversas morigeraciones de prisión: pudo cumplir parte de su condena en su casa, hasta que le otorgaron la libertad condicional en 2017, cuando aún no había purgado su condena.



En ese tiempo, se recibió de abogado y se matriculó en el colegio profesional de Quilmes, aunque el rechazo de sus colegas hizo que su matrícula sea vetada.

Además, consiguió que lo aceptaran en el de Capital Federal, a pesar de que se presentó una queja formal. Se publicita como abogado en las redes sociales, en donde es muy activo. 



Home Ads
GENERAL JUAN MADARIAGA El Tiempo