Home Ads Home Ads

Jinete terminó con lesión medular luego de ser arrastrado por caballo en Corrientes

 



Un joven de 21 años de la provincia de Santa Fe fue hospitalizado en las últimas horas tras sufrir una grave lesión luego de caer del lomo de un caballo y ser aplastado por el animal en el marco de una clásica exhibición de doma. El jinete perdió el equilibrio cuando el potro se levantó con sus patas traseras y fue arrastrado por el campo hasta que lograron contenerlo.


El incidente ocurrió en la ciudad de Goya, ubicada en la provincia de Corrientes, durante un festival equino y tuvo como protagonista a Arnaldo Nahuel Páez, un joven jinete santafecino que deslumbraba con su técnica en la doma y que ya poseía en su haber varias montadas.


En medio de la jineteada, el animal que había sido traído desde Santiago del Estero para el espectáculo se irguió y cayó sobre Páez. Enseguida el caballo pudo ponerse de pie, pero el joven quedó enganchado en el estribo y fue arrastrado por más de 20 metros por el corcel.


Producto del golpe contra el suelo, y el arrastre posterior, Páez quedó tendido en el terreno del campo del club Central Goya, donde fue atendido por los paramédicos. “No siento los pies... me duele mucho la cintura”, fue lo que atinó a decirles a quienes lo asistían, en referencia a una posible fractura de la columna vertebral, que podría contraerle secuelas relacionadas a la movilidad, según reportó el medio Los Andes y El Litoral.


En el lugar, el joven fue inmovilizado, puesto en una camilla y trasladado al Hospital Escuela de la ciudad de Corrientes, donde quedó internado y a la espera de estudios que confirmen o descarten si producto de la fractura podrá o no continuar con su actividad.


Uno de los organizadores del evento indicó que en el lugar “había más de 130 caballos y jinetes que vinieron de todo Corrientes y de otras provincias como Santiago Del Estero, Santa Fe, Entre Ríos y Buenos Aires”.


Además, comentó que no era la primera vez que Páez le hacía frente a ese corcel y que estaba al tanto de a lo que se enfrentaba. “Los jinetes que hacen doma saben que en el 80% de las oportunidades van a terminar golpeados, porque casi siempre el caballo termina derribando al que lo monta”.


“En el predio había dos ambulancias contratadas para cualquier emergencia. Se trae un segundo móvil sanitario para que la actividad no se interrumpa en caso de que se deba evacuar a alguien, como pasó este domingo”, explicó uno de los organizadores del evento Francisco Narváez sobre el rápido operativo que se montó para poner a resguardo al joven jinetista.


“Nosotros hace muchos años que nos dedicamos a organizar estos festivales. Cada dos o tres meses hacemos uno y es la primera vez que tenemos un herido grave. Esta es una actividad riesgosa y los organizadores debemos contratar un seguro para los que van a montar los caballos y también para todo el público”, remarcó.


Home Ads
GENERAL JUAN MADARIAGA El Tiempo