Home Ads Home Ads

Salió a pescar al río y desapareció tras quedar atrapado en una tormenta



Tenía tan solo 13 años cuando, acompañado por su padre, comenzó a dedicarse a la pesca en el río Paraná. En el último tiempo salía solo buscando ganarse el pan de cada día, pero lo que era un nuevo día de trabajo terminó en pesadilla. Una inesperada tormenta lo alcanzó, su bote se hundió y está desaparecido hace una semana en la ciudad de Rosario.

Franco Mena (23) salió de su casa el martes al mediodía rumbo al río, donde también había otras canoas realizando la pesca rutinaria. Por la tarde, un fuerte viento comenzó a ahuyentarlos a todos.

Al ver que solo restaba levantar las redes, les dijo a los demás pescadores que se retiraran, porque él iba a terminar de agarrar la red y volvía a suelo firme. Pero esto no sucedió.



Por causa de un viento atroz, la canoa se le llenó de agua y desapareció sin dejar rastros. Desde aquella tarde nadie volvió a saber sobre su paradero y lo buscan desesperadamente. “Le tocó vivir tormentas, pero nunca le pasó de que se fuera a pique”, contó su hermana, Lara, a TN.

Para sumar más angustia, Prefectura Naval Argentina confirmó que horas después del accidente encontraron su lancha hundida en una isla frente a Rosario, en Santa Fe. La misma todavía está siendo peritada por las autoridades.

“Sabe nadar más o menos”, aseguró Lara. Además, contó que las autoridades lo siguen buscando, aunque hasta ahora los resultados no fueron positivos.

Por la fuerte tormenta que se desató aquella tarde, ninguno de los otros pescadores logró ver lo que pasó. Por lo que la incógnita sobre su paradero se incrementa con el correr de las horas.

La desesperación de la familia de Franco

“Los que más se movieron fueron los vecinos. Estamos agradecidos. Mi mamá y mi papá salen con canoas a buscarlo”, señaló Lara.

En esta misma línea, sostuvo: “Somos personas que vivimos el día a día. Si no pescamos, no comemos. Desde que pasó esto no está pescando nadie. Estamos sobreviviendo con la ayuda de la gente”.

La joven también afirmó que su hermano estaba pensando en comprarse un carrito para poder salir a vender pescado. “No podemos dormir, los vecinos no quieren ni comer. Lo único que queremos es encontrarlo”, sumó.



Home Ads
GENERAL JUAN MADARIAGA El Tiempo