Home Ads Home Ads

¿Villa puede irse del país y no volver?: Las opciones del jugador que está a punto de enfrentar otro juicio por violación



“No participará de las convocatorias de las competencias que deba afrontar el primer equipo profesional de fútbol masculino del club hasta tanto recaiga pronunciamiento judicial definitivo, y sin perjuicio de las medidas que en consecuencia se adopten, las que serán comunicadas oportunamente, de así ser necesario”, dijo Boca en un comunicado, después de varias horas de indefinición.

Es que el futuro de Sebastián Villa ya no se dirime en el campo de juego, si no en los pasillos de Tribunales. Este domingo, a dos días de ser condenado a la pena de 2 años y un mes por los delitos de lesiones leves agravadas por mediar violencia de género y por amenazas coactivas, el juez de Garantías de Lomas de Zamora, Javier Maffucci Moore, decidió rechazar el pedido de sobreseimiento de la defensa y ordenar que vaya a juicio por otra denuncia en su contra: está acusado de violar a una joven.

Ambas cuestiones pueden y, probablemente sean, apeladas por la defensa. Martín Apolo, el abogado de Villa, confirmó a Clarín que recurriría a la condena de la jueza Claudia Dávalos en la causa por violencia de género. Y manifestó su "sorpresa" por la sentencia.



Está por verse si hará lo mismo con la decisión de Maffucci Moore, que podría terminar en manos de la Cámara de Apelaciones hasta quedar firme.

Cuando eso ocurra recién sortearán un tribunal y fijarán una fecha de juicio para que Villa se vuelva a sentar en el banquillo de los acusados. 

Ahora el delantero es una papa caliente. La condena social lo alejó del plantel de Boca y la expectativa está puesta en si logran venderlo o si puede regresar a Colombia, siempre que Dávalos y Moore se lo autoricen.

Es que, al no tener una condena firme, Villa puede salir del país y hasta fijar residencia en el exterior, aunque siempre dependerá de la autorización de los juzgados, el que lo condenó y el que lo llevará a juicio.

Durante el proceso que terminó el viernes, Villa continuó jugando para Boca y la jueza Dávalos le permitió viajar a todos los partidos por la Copa Libertadores, incluso acomodó los horarios de las audiencias para que llegara a tomar el vuelo en el enfrentamiento con el Colo Colo, en Chile. 

"Siempre va a depender del juez, atentos a que tengamos la seguridad de que el imputado se va a presentar cuando sea citado", indicó a Clarín Roberto Castillo, el abogado de Tamara, la denunciante.

Existe un antecedente. también en el Departamento Judicial de Lomas de Zamora, en el que Villa podría basarse para pedir permiso para viajar o incluso para jugar en otro país.

El antecedente de Alexis Zárate

En 2017, Alexis Zárate fue condenado a la pena de seis años por una violación. Jugaba en Independiente. El club, tras el escándalo lo dio a préstamo a Temperley. Jugó hasta el día previo a la condena. Cuando recurrieron a Casación, Independiente lo prestó a Letonia, desde donde siguió el proceso. Fue arrestado en julio de 2020 luego de que Casación confirmara la pena. La abogada querellante, Raquel Hermida Leyenda, envió la traducción de ambas sentencias a Letonia y lo devolvieron de regreso a Independiente.

En 2022, la Corte Suprema de Justicia de la Nación dejó su condena firme. Solo le queda cumplir su pena hasta 2027.

"La diferencia en ese caso es que Zárate tenía un arraigo en el país. Su familia, su casa, sus propiedades, sus intereses estaban en Argentina. Villa no, todo lo que tiene está en Colombia. Su caso debe ser analizado con esta situación en particular", argumentó Castillo.

Como parte querellante, Castillo también podrá dar su opinión a la Justicia en función de los intereses de su representada, igual que la fiscalía. Siempre dependerá de la decisión del juez, que podría coincidir o no con sus argumentos.

La denuncia por violación

Tamara denunció un violento abuso cometido entre el 26 de junio de 2021 y la madrugada del 27, después de participar de una cena con otros jugadores del plantel xeneize, para una especie de After Party, a la que fueron a la casa de Villa en el Country Venado II, en la localidad de Canning, partido de Esteban Echeverría.

La joven tenía un vínculo previo con el jugador de Boca y esa noche, como otras, la invitó a dormir. Fue entonces que, según la acusación de la fiscalía, Villa puso a la víctima "en un estado de indefensión impidiendo así que la misma se retire del lugar", tal como ella deseaba.

Tamara denunció que esa noche el futbolista había consumido "mucho alcohol" y que comenzó a reprocharle su vínculo con otros jugadores del plantel.

Lo que empezó como una discusión y hasta una escena de celos, terminó con un ataque: Villa la encerró en la habitación y la violó mientras la sofocaba.

Después, siempre de acuerdo al relato de la víctima, quiso evitar que dejara la casa con la complicidad de su asistente, un hombre identificado como "Vikingo", que además subió la música para opacar los gritos y los pedidos de ayuda de la denunciante. 

En la misma línea que durante el juicio por lesiones, Apolo insinuó "que el tipo de relación sexual que unía a las partes implicaba prácticas de BDSM, es decir bondage, disciplina de dominación, sumisión, sadismo, y masoquismo", para justificar las lesiones en el cuerpo de la víctima.

La resolución judicial

En la causa por violencia de género Villa señaló a Daniela Cortés por "extorsión" y por el robo de 400 mil pesos. También la acusó de intentar estafarlo  con la compra de un departamento en Medellín. Además, la apuntó por "falsa denuncia" y comparó su situación con el crimen de Lucio Dupuy, el nene de cinco años asesinado en La Pampa, por su mamá y su pareja.

Para eludir la denuncia de abuso utilizó las mismas estrategias. 

"Esa afirmación carece de toda corroboración y es una especulación claramente dirigida a minimizar o pretender alegar que la violencia que la víctima dice el imputado usó contra ella -al menos en el episodio que aquí nos ocupa- ha sido parte de la práctica habitual y consentida entre ellos. Repito que, aún en la hipótesis -no comprobada- de que ese fuera su habitual tipo de relacionamiento sexual, en nada impide que en el acto concreto no haya mediado consentimiento", cuestionó el juez Moore en la resolución que eleva la causa a juicio.

Además, tiró por la borda el argumento de la defensa de Villa, que intentaba cuestionar la denuncia porque Villa y la denunciante habían tenido relaciones consentidas en otras oportunidades.

La defensa "apunta que Villa y Doldán tuvieron varios encuentros para mantener relaciones sexuales y en todas las ocasiones fue mediando consentimiento de ambos", dice la resolución. Y sigue: "Ahora que hubiere habido relaciones sexuales consentidas previas no necesariamente implica que en la cuestionada ocasión también mediara consentimiento".

"Aquí la defensa parece recurrir a uno de los habituales estereotipos del sistema patriarcal que aún persisten en el imaginario social y que tienden a naturalizar las agresiones hacia la mujer y a responsabilizar a ellos por el daño sufrido", cuestionó. 

Además, consideró que hay elementos suficientes para llegar a la etapa de juicio con las pruebas acumuladas por la fiscalía: "En esta etapa no es necesario evaluar si la prueba es apta para derribar el principio de inocencia, sino solamente si existe una plataforma adecuada para llevar adelante un juicio, y visto está, que sí la hay".



Home Ads
GENERAL JUAN MADARIAGA El Tiempo