Home Ads Home Ads

Su hija murió tras chocar la moto contra un colectivo y denuncia que la policía le pidió dinero para entregarle el cuerpo


El jueves por la noche, Tiara Cáceres, una adolescente de 17 años, murió luego de que la moto en la que circulaba junto a su novio chocara contra un colectivo. La pareja estaba escapando de motochorros que les querían robar. A días del incidente, el padre de la víctima denuncia que en una comisaría de la localidad de Ingeniero Budge, donde fue a hacer los correspondientes trámites tras el deceso de la joven, le quisieron cobrar una coima para agilizar la entrega del cuerpo para ser velado.



Emiliano Arévalos contó en diálogo con radio Mitre lo que ocurrió en la seccional 10 de esa localidad del municipio bonaerense de Lomas de Zamora, cuya sede está a la altura del puente La Noria. “Nos empezaron a llamar de a uno de una manera extraña”, dijo y luego agregó que tras hacerle el test de alcoholemia a Sebastián, el novio de su hija, “le pidieron plata”.

“Él estaba en shock. Fue terrible”, lanzó.



Después indicó que cuando fue su turno, como padre de la víctima, de hacer la denuncia formal recibió una oferta extraña. “Me pidieron unos 180 mil pesos para darnos un papel que permitiera que se hiciera más rápido la entrega del cuerpo de mi hija”, denunció. Siempre según el testimonio de Arévalos, el supuesto objetivo de los policías era que pudieran velar los restos de la adolescente el viernes y no tener que esperar a que transcurriera todo el fin de semana.

“Hablamos con la UFI N.º 10 y nos dijeron que era imposible, que eso está mal”, añadió el hombre. Tras ello aseguró que la familia estaba averiguando con una casa de sepelios para organizar la ceremonia y acusó: “Desde esa misma comisaría nos decían que ellos ya tenían una y nos insistían que fuéramos a esa casa funeraria”.

Qué pasó con Tiara

Tiara Cáceres murió el jueves pasado al ser atropellada por un colectivo en Ingeniero Budge, cuando intentaba evitar que le robaran la moto. La adolescente había salido con su novio Sebastián a comprar comida, pero los jóvenes notaron que motochorros se acercaban para robarles y decidieron emprender la huida en búsqueda de ayuda policial.

“Los ladrones empezaron a dispararles”, contó Arévalos. De acuerdo al relato del hombre, al llegar al Camino de la Ribera la pareja dobló hacia Puente La Noria con la intención de que en la comisaría de la zona los ayudaran, pero no llegaron a destino porque se cruzaron con un interno de la línea 101, sin luces y fuera de servicio, y chocaron. Tiara murió en el lugar mientras que su pareja sufrió heridas leves como consecuencia del impacto.

La Justicia ordenó la autopsia al cuerpo de la joven para determinar si en la persecución recibió o no disparos de bala de parte de los delincuentes. La investigación se encuentra en la UFI 10 del Departamento Judicial Lomas de Zamora, a cargo del fiscal Patricio Pérsico.

“Nos quitaron la vida a todos, estamos muertos en vida”, se lamentó el padre al dar detalles de la vida de su hija. Dijo que Tiara estaba cursando el último año de la secundaria y sumó: “Luego, se quería poner un local para hacer pestañas y uñas. También decía que quería ser policía y estaba buscando un lugar para alquilar junto a Seba”.

“Eras el motivo de mi sonrisa. Ahora solo veo tus recuerdos y me derrumbo. Solo quiero despertarme y que sea un sueño y volver a tenerte en mis brazos. Quisiera volver a encontrarte, pero ya sé que imposible porque sos única e irremplazable. Te amo en este mundo y en el otro y para siempre mi lokita bella”, escribió su novio en un posteo en redes sociales tras el accidente.



Home Ads
GENERAL JUAN MADARIAGA El Tiempo