Los contrató para que le arreglen el techo pero lo estafaron y le cobraron US$72.000



El hombre tenía una filtración y necesitaba que le impermeabilicen la losa. Recordó que había conservado un folleto que le habían dejado hacía un par de años en la casa, y llamó al número que ponía el papel: empresa “Los Alemanes”, trabajos de albañilería en general. Fueron a ver lo que había que hacer y le hicieron el presupuesto: 1200 dólares. El dueño de casa aceptó y pagó una seña de 100 dólares. Pero, cuando la cuadrilla ya estaba en su casa, en la localidad de Florida, le dijeron que había otros problemas: que urgía fumigar y hacer más reparaciones. La cifra que le pasaron era escalofriante; pero el propietario, un adulto mayor, se resignó y pagó.

 

Obviamente, era una estafa. En las primeras horas de hoy, el fiscal de Vicente López Martín Gómez ordenó el allanamiento de urgencia de un caserón del partido de Berazategui, la dirección del contratista, que resultó ser un pastor evangélico que llevaba una vida de lujo: detrás de la reja negra cubierta complementada con chapa para evitar que los curiosos miraran hacia el interior de la finca, la policía encontró autos, dos camionetas utilitaria Mercedes Benz, varias motos de alta cilindrada y cuatriciclos, además de media docena de bicicletas y un bote. También estaban los 72.000 dólares que le habían hecho pagar a la víctima de su timo.

 

El dueño de casa, de 80 años, había acordado con el contratista que esta semana irían a hacer los tareas de reparación del techo, que habían presupuestado en 1200 dólares. El hijo de la víctima se acercó el miércoles a la vivienda, situada en la zona residencial de Florida, y vio que, efectivamente, entre siete y ocho albañiles trabajaban sobre la losa.

 

Parecía todo en orden; pero las alarmas del hombre sonaron cuando habló con su padre y le contó que “debido a problemáticas que surgieron durante el trabajo, le iban a cobrar la suma de 72.000 dólares, ya que debían fumigar, y demás” trabajos. Como no tenía esa suma en la casa, el pastor Juan Carlos (el nombre del contratista, su apellido fue preservado por orden judicial, al igual que el nombre de la víctima) y su hijo lo llevaron en la camioneta de la cuadrilla hasta la sucursal Recoleta del Banco HSBC, donde el dueño de la vivienda tiene su cuenta.

 

Le contó que el hijo del pastor lo había acompañado hasta dentro de la entidad de la avenida Callao al 1600, que sacó los siete fajos y poco más que tenía en su caja de seguridad y se le dio en mano los 72.000 dólares en el lobby del banco. Luego, recordó, los tres subieron a la camioneta y volvieron a Florida para que siguieran los trabajos.

 

El hijo del dueño de casa, furioso, confrontó al contratista; le dijo que el precio no solo le parecía descabellado, sino que se trataba de un claro abuso de la confianza de su padre. El pastor intentó explicar lo inexplicable, y en un momento de distracción, él y toda su cuadrilla se escaparon de la vivienda de Florida en una camioneta Mercedes Benz Sprinter blanca. Eran las 11 de la mañana el miércoles. Doce horas después se autorizó el allanamiento en Berazategui que permitió recuperar el dinero que la víctima había entregado bajo engaño.

 


Home Ads
GENERAL JUAN MADARIAGA El Tiempo