Una nena de 12 años murió cuando intentaba cumplir un reto viral de TikTok



La población de la ciudad de Capitán Bermúdez, ciudad situada 15 kilómetros al norte de Rosario, no logra salir aún de la conmoción por la muerte de una menor de 12 años que, según sus familiares, ocurrió cuando realizaba el letal blackout challenge, uno de los denominados “trends virales” (tendencias) de la red social TikTok.

El blackout challenge, conocido también como “el desafío del apagón”, ya se cobró varias vidas; algunos sitios afirman que hubo un centenar de casos fatales. Consiste en aguantar la respiración el máximo tiempo posible, hasta perder la conciencia, y luego contar la experiencia. Normalmente, los retadores se ayudan ahogándose con objetos caseros (cordones de zapatos, cinturones de batas, etc.).

Tras conocerse la noticia, la tía de la adolescente, Laura Luque, hizo un sentido posteo en Facebook donde contó lo ocurrido y pidió que se difunda la noticia para concientizar sobre lo peligroso que puede resultar no controlar el consumo de redes sociales por parte de los más pequeños.

“Hola a todos. Mi nombre es Lali. Hago público esto que estoy viviendo. Ella es Milagros, mi sobrinita, quien hoy [viernes] perdió la vida haciendo un reto de TikTok. Por favor, pido que compartan. Mi familia y yo no tenemos consuelo”, publicó.

La menor fue encontrada sin vida en su habitación de una vivienda del Barrio Celulosa. Según informes a los que tuvo acceso LA NACION, tras la muerte de la niña trabajaron en el lugar personal policial de Capitán Bermúdez, una ambulancia y miembros de la Agencia de Investigación Criminal (AIC). La investigación de lo ocurrido quedó a cargo del Ministerio Público de la Acusación (MPA), por medio del fiscal Juan Carlos Ledesma.

Se presume que la menor estaba intentando cumplir uno de los retos del blackout challenge, uno de los más populares de las últimas semanas en TikTok; es una suerte de “juego del ahorcado”, que consiste en ceñirse un cinturón al cuello hasta perder el conocimiento y quitárselo a último momento, según la explicación que aparece en las mismas redes sociales.

“Para cumplir este reto, las personas se colocan algún objeto alrededor del cuello para, de esta forma, evitar respirar. Una vez que se bloquea la respiración, el objetivo es, debido a la falta de aire, desmayarse. Todo eso se transmite en directo por las redes y el que lo logra avanza en el juego. En este caso no resultó y la menor falleció en el intento”, explicaron investigadores.

Peligrosos antecedentes

En enero de 2021, dos chicos murieron por este peligroso juego, del que también participan jóvenes y adultos que aceptan los desafíos.

Uno de esos casos ocurrió el viernes 22 de enero de 2021, en Palermo, Italia, donde una niña de 10 años falleció por asfixia tras realizar este reto. Había colocado un cinturón alrededor de su cuello. La encontró en el baño de su casa su hermano, de tan solo cinco años.

Luego de eso, Italia ordenó el bloqueo inmediato de las cuentas de usuarios menores de 13 años.

En noviembre de ese mismo año otro chico, de 12 años, falleció en Chile por causa del desafío. Fue descubierto en su habitación, ya sin vida, junto a un temporizador.

Otros menores han tenido más suerte gracias a que sus padres los descubrieron en el último momento de la realización del reto. Un usuario de Facebook publicó las fotos del cuello de su hija, donde se aprecia la marca que le dejaron en el cuello los cordones de las persianas que utilizó para llevar a cabo el desafío.

La despedida del colegio

El caso de la menor de edad que perdió la vida en un desafío viral en una de las redes sociales conmocionó a la sociedad de Capitán Bermúdez, en particular, a la comunidad educativa de la Escuela 223 “Tte. Gral. Pablo Ricchieri”.

“Acompañamos a la familia de nuestra alumna en este terrible momento”, comunicaron desde la entidad, al tiempo que expresaron que la recordarán como “una gran alumna, compañera, dulce, buena y bondadosa”, según se señaló en un comunicado. Desde la escuela pidieron por el descanso eterno de la niña y pidieron que “brille para ella la luz que no tiene fin”.