CRIMEN DE VILLA GESELL: La estrategia de la defensa de los rugbiers que podría dejarlos en libertad





El juicio por el asesinato de Fernando Báez Sosa se encuentra en su tramo final ya que hoy se realizará la última ronda de testimoniales y a partir del próximo lunes serán los alegatos de ambas partes.

Hasta el momento, las declaraciones tanto de testigos que presenciaron el brutal ataque como de peritos que analizaron las evidencias desfavorecen a los ocho rugbiers imputados: Máximo Thomsen, Ayrton Viollaz, Enzo Comelli, Matías Bernicelli, Blas Cinalli y Luciano, Ciro y Lucas Pertossi.

Sin dudas que la instancia de los alegatos será clave ya que cada una de las partes expondrá su teoría de lo que sucedió y pedirá la pena o absolución, según sea el caso.

La calificación original es la de homicidio agravado por el concurso premeditado de dos o mas personas y alevosía. Es decir, según este planteo, los rugbiers tenían la intención de matar a Fernando.

El abogado Fernando Burlando, quien patrocina a la familia de Fernando Báez Sosa, resaltó que el crimen del joven es un "delito que va a ser condenatorio y la única pena posible es la de reclusión perpetua" para los ocho rugbiers acusados del brutal hecho perpetrado en Villa Gesell en enero de 2020.

"Estamos hablando de que la situación es similar o igual para todos los acusados", señaló Burlando. "La contundencia y la prueba están, el delito va a ser condenatorio la única pena posible es la de reclusión perpetua".

Además, expresó: "Todos participaron de lo que fue la emboscada el abordaje a Fernando. Hubo un cerco humano donde nadie pudo acercarse a Fernando ni la gente ni los amigos y de esa situación se hace responsable a todos por igual".

Por parte de la defensa a cargo de Hugo Tomei plantea calificaciones legales del hecho alternativas a la original, una de las cuales es la de homicidio en riña.

Esa calificación, según el Código Penal vigente, tiene una pena de seis años como máximo y dos de mínimo. Los rugbiers llevan tres años de tiempo cumplido en prisión preventiva. Una pena intermedia significaría la excarcelación inmediata.

Fuentes allegadas al abogado de los rugbiers aseguran que el argumento con el que podría pedir el homicidio en riña se centraliza en la operación de autopsia al cuerpo de Fernando.

Cabe consignar que, no obstante el pedido de cada una de las partes, luego será el Tribunal compuesto por los jueces María Claudia Castro, Christian Rabaia y Emiliano Lázzari, quienes dicten sentencia en base a las pruebas y alegatos presentados en el juicio.

Se estima que la lectura del veredicto ocurra el 31 de enero.