(VIDEO) Un hincha que cayó de un semáforo le hizo un pedido a la gente: “Necesito prestada una silla de ruedas”



Los festejos de los platenses por el pase a la final del Mundial de Qatar de la Selección Argentina dejaron cientos de imágenes y anécdotas y una fue la de un hincha que se cayó de un semáforo en 7 y 50. El hombre estaba realizando un arriesgado baile en las alturas de la icónica esquina platense y al caer tuvo una gran lesión, por lo que ahora necesita la ayuda de la comunidad.

Según escribió el propio protagonista en sus redes sociales, a raíz de estrepitosa caída tiene que ser operado y precisa una silla de ruedas para utilizar hasta que eso ocurra. En ese marco, el joven oriundo de Berisso realizó una publicación en Facebook y pidió la contribución de quien lo pueda ayudar.



“Yo soy el que cayó del semáforo de 7 y 50 (ando necesitando alguien que me presté una silla de ruedas hasta que me operen yo la voy a cuidar bien... Vivo en (4/122&123 n217 Berisso”, escribió quien se identifica como Leo Antunez.

Dejando ver que el amor por la Selección argentina trasciende cualquier circunstancia, el joven aseguró que necesita la silla de ruedas para poder asistir a los eventuales festejos del domingo, si el conjunto nacional se consagra campeón: “Aparte para poder ir el domingo a 7 y 50”, agregó en la red social.



Esta historia comenzó cuando miles de platenses se congregaron en la tradicional esquina de 7 y 50 para celebrar el gran triunfo de Argentina por 3 a 0 sobre Croacia. En medio de la euforia y el sonido de los bombos, un hincha se trepó a uno de los semáforos y comenzó a bailar de forma muy arriesgada.

Todo parecía alegría hasta el momento en que el sujeto perdió el equilibrio y cayó al suelo. El hecho fue registrado por los vecinos que se acercaron hasta el centro de La Plata para festejar la victoria del elenco nacional. En las imágenes se puede observar cómo el joven empezó a tirar "unos pasos prohibidos" arriba de un semáforo y agarrado de un cable de alta tensión.

Los hinchas comenzaron a aplaudirlo y el sujeto contestó con otro arriesgado baile. Sin embargo, en el momento que intentó bajarse, perdió el equilibrio y terminó en el suelo. Tal era la euforia que se vivía en 7 y 50 que solo se escuchó un "uhhhh" y los hinchas continuaron con las canciones de cancha. Como era de esperar, las imágenes se difundieron en las redes sociales y se hicieron virales a los pocos minutos de su publicación.