PINAMAR: Condenaron a una madre por privar la libertad de su hijo con la complicidad de una niñera



La madre de un menor de edad recibió una condena de 6 meses de prisión de ejecución condicional (no irá detenida) luego de haber sido hallada culpable de privar de la libertad a su propio hijo menor de edad cuando no tenía la guarda por decisión judicial.

 

Todo ocurrió en Ostende en junio del año pasado cuando la condenada retiró de la casa en donde estaba viviendo el pequeño – a resguardo de su padre- y se lo llevó a otra casa sin el permiso correspondiente.

 

El hombre al regresar le hizo la consulta a la niñera que se había quedado cuidándolo y esta manifestó que no sabía que era lo que había ocurrido ante la ausencia. Por eso salieron a buscarlo en el vecindario hasta que una persona le relató al padre haber visto a la niñera sacándolo a la fuerza del lugar horas antes.

 

Con ese dato se hizo una denuncia porque recibió el dato de que su ex pareja tenía intenciones de viajar a Buenos Aires. Con los datos recolectados se hizo un allanamiento en una vivienda de Villa Celina y se lo logró recuperar.

 

La niñera, al ser imputada, declaró en indagatoria y reconoció haber salido con el chico para realizar compras, que se cruzó con la madre y que el propio menor le manifestó que quería estar con ella por lo que le permitió subir al auto de la mujer con la promesa de que después sería devuelto.

 

Ella negó comunicaciones previas entre ambas para armar toda la coartada. Por su parte la madre argumentó que sólo lo subió a su auto para pasar la tarde con él y luego decidió viajar a Buenos Aires con el pequeño.

 

La justicia no pudo comprobar si hubo pago de dinero de una mujer a la otra por la entrega pero se definió, en un juicio abreviado condenar a A.P.G. y a F.C.M. como “autora” y “participe necesaria” respectivamente del delito de “Privación ilegal de la libertad”, imponiéndoles a ambas la pena de “seis meses de prisión de ejecución condicional”.