Ladrones a caballo asaltaron a un joven y cuando llegó la policía los atacaron con el rebenque



La inseguridad puede manifestarse de distintas maneras y, justamente, en el barrio Los Pinares de la ciudad de Mar del Plata, tres ladrones montados a caballo atacaron a un joven de 26 años para robar sus pertenencias. Sin embargo, uno de los delincuentes, en el intento de escapar de la policía, se defendió a los "rebencazos".

El pequeño distrito se vio alarmado por la situación poco inusual relacionada con la inseguridad. En ese caso, un joven denunció un robo a los policías de la comisaría cuarta de la localidad, quien acusó el robo de su teléfono móvil en la intersección de las calles Champagnat y Falkner.



Rápidamente, los efectivos policiales buscaron a los "Cabachorros" con los datos aportados por la víctima y, al poco tiempo, dos de los tres ladrones lograron ser interceptados en las calles Champagnat y Moreno. Se trata de dos jóvenes de 15 y 24 años, quienes se dieron a la fuga una vez consumado el acto delictivo.

Lo particular del caso es la manera en la que el delincuente mayor se defendió para no ser arrestado: el maleante tomó su rebenque y comenzó a atacar a los policías, y uno de ellos recibió el impacto en su cabeza. El látigo de cuero se utiliza para instigar a la cabalgadura y su origen deriva de los gauchos del sur de América del siglo XVII.

El oficial recibió un corte superficial en su cuero cabelludo pero está fuera de peligro. La fiscal de Flagrancia, María Isabel Sánchez, pidió que la causa sea caratulada como "robo doblemente agravado por su comisión en lugar poblado y en banda", y además de la "intervención de un menor de edad, atentado a la autoridad agravada por ser víctima funcionario público y lesiones leves”.

Justamente, por la participación de un menor de edad en los hechos, intervinó tanto la Fiscalía de Flagrancia como el Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil. En este caso, el adolescente de 15 años quedó bajo custodia del Centro de Admisión y Derivación en donde se le realizará un estudio de comportamiento disciplinario. Mientras tanto, el mayor de edad resultó detenido en la Unidad Penal 44 de Batán.

Aún así, la policía no pudo saber sobre el paradero del tercer delincuente que participó en los hechos, quien logró darse a la fuga montado a caballo y con todas las pertenencias de la víctima.