Un nene de 10 años fue atropellado por dos motochorros que escapaban de un robo



Un lamentable suceso casi termina en tragedia en la localidad bonaerense de Bernal. Un nene de 10 años fue atropellado por unos motochorros que escapaban tras haber cometido un robo. El menor fue hospitalizado por un fuerte golpe y un corte profundo en la cabeza, pero se encuentra fuera de peligro. En tanto, los delincuentes continúan prófugos. 

El hecho ocurrió el domingo pasado por la noche en la calle Bermejo y 176, en la localidad de Bernal Oeste. En ese sitio, se celebraba un cumpleaños familiar, donde habían varios chicos jugaban al fútbol en la vereda.

En un vídeo, captado por una cámara de seguridad de la zona, se logró detectar el momento en el que el chico jugaba a la pelota con sus primos metros de casa. Inesperadamente, una moto de color negro se acerca hacia él a toda velocidad y la víctima intentó esquivarla, pero los delincuentes, que escapaban de un robo, lo embistieron salvajemente y continuaron con su huida.                                                                                                                                          

El nene, identificado como Lio, voló varios metros y quedó tirado obre el asfalto con un corte en la corte en la cabeza. Sus familiares se percataron rápidamente de lo sucedido y corrieron a socorrerlo al menor. que fue llevado de urgencia al hospital de Bernal, donde quedó internado con varios traumatismos. 

“Cuando lo vi tirado no lo podía creer, me vinieron un montón de cosas por la cabeza”, recordó Soledad, la mamá de Lionel. Y agregó: "Él está mejor, fue dado de alta, pero está golpeado. Se acuerda todo del momento del accidente, es doloroso como lo cuenta".

Los doctores informaron que la víctima sufrió una grave herida en la región superior del cráneo y también múltiples lastimaduras en todo el cuerpo, pero, según indicaron los médicos, su vida nunca corrió peligro. Días después del hecho, Lionel recibió el alta.

La difusión del video a través de redes sociales generó que dos personas del barrio de Bernal identificaran la moto, sin embargo, los delincuentes continúan prófugos y son buscados por la Policía Bonaerense. “Son los mismos que me robaron a mí y me tiraron al piso el jueves pasado”.aseguró una de los vecinas en una nota con Info Quilmes.

Por último, el caso quedó en manos de la UFI Nº22 del Departamento Judicial de Quilmes, especializada en homicidios y lesiones culposas, cuya titular es la fiscal Bárbara Velasco. La calificación es delito de lesiones culposas.