Intentó ahorcar dos veces a su mamá, pero dijo que solo quería hacerle “un mimo Winnie Pooh”



Una mujer de 50 años intentó ahorcar dos veces a su mamá, pero tras ser detenida negó las acusaciones y aseguró que las lesiones que tenía la víctima se debían a que le había hecho “un mimo Winnie Pooh”.

El dramático episodio ocurrió el sábado por la tarde en una vivienda ubicada en el barrio Cerrito de Mar del Plata. La Policía llegó hasta allí luego de que los vecinos llamaran al 911 tras oír los gritos de auxilio de la víctima.

Cuando los efectivos ingresaron al lugar, la mujer de 75 años tenía golpes en el rostro, las manos y aseguraba que su hija había intentado ahorcarla, primero con cinta wall y después con una chalina.

Según informó el portal 0223 sobre los primeros datos que se desprendieron de la investigación, la imputada habría acusado a su mamá de haberle robado unas pastillas. También se supo que posee antecedentes por lesiones y desobediencia por hechos anteriores contra la madre y que había regresado a la vivienda tras el vencimiento de una restricción de acercamiento.

“Solo le hice un mimo Winnie Pooh”: la insólita justificación de la agresora

Luego de ser detenida, la acusada, identificada con las siglas M.B.Q., declaró en Tribunales que es “incapaz” de hacer daño a su madre. También señaló que no posee adicciones, que solo toma unos medicamentos prescriptos por médicos y que no entiende los motivos por los que madre dijo que intentó matarla. “No entiendo por qué dice eso si soy incapaz de hacerle daño”, citaron de su declaración fuentes judiciales al medio 0223.

De acuerdo a lo relatado por al mujer, ese día se levantó, prendió un sahumerio y se puso a tomar mate. Durante la mañana charló con su madre e intentaron resolver qué programa ver en la televisión.

Al ser consultada por las heridas de su mamá, dijo que las lesiones de la cara eran por un mimo al que llama “Winnie Pooh” y que los hematomas de los brazos se deben a problemas que tiene en la sangre. “Esas manchas las tiene todos los días porque apenas se golpea se le hacen hematomas. Yo no se las hice”, sostuvo.

En el mismo sentido, aseguró: “Nunca la quise ahorcar en ningún momento, como la voy a querer ahorcar a mi mamá, yo la quiero y la cuido mucho. ¿A quién se le ocurriría decir que yo quiero matar a una señora que es mi mamá? Es muy enfermo y no es mi caso”, señaló.

Además, aclaró que no sabe por qué la mujer pidió auxilio ni por qué dijo que ella había querido matarla. “Yo estaba sentada al lado de ella en la cama con el perro”, explicó.

A pesar de la versión que brindó en la Unidad Funcional de Instrucción Nº7, el fiscal Leandro Arévalo mantuvo la calificación de homicidio agravado por el vínculo en grado de tentativa y solicitó a la Justicia de Garantías que permanezca detenida.

La imputada continúa alojada en el Destacamento Femenino y la defensa ya solicitó la realización de pericias psicológicas y psiquiátricas.