Lo atacó un dogo y le comió un dedo: Buscan al dueño del perro



Un hombre de 34 años que el domingo a la tarde caminaba por la calle Mariano Acosta, entre Gascón y Alberti, fue sorprendido por un dogo que se le abalanzó y, luego de una feroz lucha, le arrancó parte de un dedo de la mano. Lejos de asistirlo, el propietario del can se escapó del lugar y ahora la víctima busca localizarlo no sólo para iniciar las acciones legales correspondientes, sino también para evitar que el perro muerda a otra persona. 

El hecho ocurrió alrededor de las 16.30 cuando el hombre agredido -que pidió mantener en reserva su identidad- caminaba por la calle y, de un momento a otro, un dogo que se hallaba en la cuadra de enfrente lo embistió con fuerza, lo hizo caer al piso y terminó por arrancarle la mitad del dedo índice de la mano izquierda. Una vez que lo soltó, el animal regresó junto a su dueño, un joven de cabellos rubios, de unos 20 años y vestido con una campera roja que, al ver la escena, escapó corriendo.

Según relató la víctima a 0223, el animal se le “tiró encima como si fuese un puma” y, pese a practicar kickboxing, le costó deshacerse del can. Fue recién cuando el perro lo dejó que notó que, en medio del forcejeo, había perdido el dedo. También contó que buscó la parte del dedo por los alrededores pero no lo halló, por lo que presume que se lo comió el dogo.

Ante la gravedad de la herida, el hombre debió recibir atención médica y la aplicación de una dosis de vacuna antirrábica. Además, radicó una denuncia en la comisaría cuarta. 

“El perro me atacó de la nada y no estaba con bozal ni atado, así como tampoco en un lugar que no pueda atacar al público. Si atacaba a un niño chiquito podría ser una tragedia yo la verdad quiero encontrar a ese pibe por qué me dijo imposibilitado para trabajar, y que es perro no ande más en la calle porque es muy peligroso”, aseguró.