La frase de una nena de 6 años que destapó un caso de abuso sexual de su padrastro: “Juguito íntimo”



Un hombre de 54 años fue condenado por abuso sexual al obligar a su hijastra de 6 años a tomar su propio semen.

El juez de la Cámara Penal, Maximiliano Blejman, consideró que si bien no hubo una agresión sexual entre el acusado y la víctima, hubo contacto físico al obligarla a la menor a tomar su propio semen.

El hombre, identificado como González, reconoció el hecho y fue condenado a 4 años y 6 meses de prisión por abuso sexual simple, agravado por la convivencia. La pena fue acordado entre su abogado Manuel Giménez Puchol y el fiscal de Cámara Daniel Galvani.

El hecho se conoció el 27 de diciembre de 2020 durante una cena familiar. En esa ocasión la nena le manifestó a su mamá que a ella no le salía el “juguito íntimo”. Inmediatamente, González la hizo callar. Sin embargo, la madre sospechó que algo pasaba por lo que al otro día la mujer volvió a hablar con su hija. Fue en ese momento que la menor le contó a su madre que cuando veían una película con su “papá” él empezaba a “apretarse su coso” hasta que le salía un “juguito blanco” y lo ponía en su vaso. Luego la obligaba a bebérselo porque “le hacía bien a su cuerpo”.

La mujer confrontó a su pareja, con quien llevaba un año y medio de convivencia, pero el hombre lo negó. Finalmente, La mujer lo echó de su casa y el 28 de diciembre hizo la denuncia.

Las psicólogas, que entrevistaron a la menor, concluyeron que la nena no mentía y que presentaba todos los signos de una víctima de abuso.

El 29 de diciembre de 2020, González fue detenido y confesó el abuso. El hombre cumplirá su condena en Penal de Chimbas, San Juan.

Condenaron por abuso sexual a un hombre que violó y dejó embarazada 11 veces a su hijastra

Un hombre de 62 años fue condenado a 19 años de prisión efectiva por abuso sexual con acceso carnal reiterado agravado y privación ilegal de la libertad agravada. La denuncia la realizó una de sus hijas, que vivía con él en la localidad bonaerense de Zárate, y la pena la dictó un jurado popular de Gualeguaychú.

La impactante historia tiene como lugar de origen la ciudad entrerriana de Gualeguaychú. En agosto de 2021, una mujer se acercó a la comisaría para denunciar que su exmarido, y padre de 14 de sus hijos, por “amenazas en contexto de violencia de género”.

Esa mujer realizó la denuncia sin saber que la última pareja de “P” -así fue identificado para proteger a las víctimas- había hecho una denuncia unos meses antes. Esa joven había sido su hijastra -hija de su expareja- y quedó embarazada 11 veces producto de los abusos.

La fiscalía de Gualeguaychú lo citó a declarar por las dos denuncias, pero el hombre no se presentó. Por lo tanto, se ordenó un pedido de captura por “rebeldía”. El 2 de noviembre de 2021, tres meses después de la segunda denuncia, lo encontraron en la localidad bonaerense de Zárate.

Al ingresarlo a una celda de la comisaría de Zárate, los investigadores se sorprendieron al escuchar que una de las hijas con las que vivía, lo denunció por “abuso sexual con acceso carnal reiterado agravado”. La joven de 22 años declaró en la Comisaría de la Mujer de Zárate que había sido víctima de abuso desde sus 17 y que el agresor no había sido solamente su padre, sino también uno de sus hermanos, quien abusó de ella entre sus 12 y 16 años.