Una joven metió el cuerpo de su beba muerta en una caja y la dejó en un hospital



Un increíble y macabro hallazgo se realizó en las últimas horas. Un joven de 20 años metió el cadáver de su beba en un recipiente, fue a un hospital y aseguró que el contenido del mismo era para un "análisis clínico". El doctor que atendió a la madre del bebé encontró el cuerpo y denunció el hecho a la Policía.

El suceso ocurrió en el Hospital Nuestra Señora del Rosario de la ciudad de Cafayate, Salta. A ese centro de salud, se acercó una joven de 20 años que aseguraba tener fuertes dolores menstruales y sangrado abundante.

La muchacha fue atendida por un especialista y reconoció que durante las fuertes molestias "había expulsado algo". El médico la envió hacerse un análisis clínico y también le pidió que llevara "lo que había expulsado" durante la menstruación.

Tras la revisión, la joven entregó personalmente una caja en recepción afirmando que era para el "análisis" que le pidieron. Unos minutos después el médico que la atendió abrió la caja y encontró el cuerpo sin vida de una beba de 38 semanas de gestación. Inmediatamente dio aviso a la Policía para que investigara lo ocurrido, según informó Radio Salta.

Unos minutos después arribaron unos oficiales al centro de salud y constataron que la madre de la bebé había utilizado una identificación falsa al momento de iniciar la consulta médica y para dejar la "muestra" para los análisis clínicos.



En tanto, los trabajadores de salud aseguraron que la joven madre se había presentado en el lugar acompañada por unos familiares y fue uno de ellos el que le alcanzó a ella el recipiente que contenía el cuerpo sin vida del bebé.

Los efectivos de la policía se hicieron cargo del cuerpo, y la Justicia ordenó la realización de una autopsia para definir la causa de muerte. “Sospechan que podría tratarse de un aborto espontáneo por la falta de atención médica durante el embarazo”, indicaron fuentes de la investigación. 

Por último, en una investigación Judicial paralela, por usurpación y falsedad, se comprobó que la joven de 20 años fue a ese hospital para realizarse controles de rutina por el embarazo y se mostraba acompañada con otro hombre.