PINAMAR: Detuvieron a cordobeses que viajaban a Pinamar a cometer entraderas y robos

 


 

Luego de 17 allanamientos en la Provincia de Córdoba se logró desbaratar una banda delictiva que viajaba a Pinamar, la Costa Atlántica y sectores del Conurbano Bonaerense para perpetrar entraderas.

 

Algunas de las más resonantes son las que tuvieron como víctima a José Alba el pasado mes de julio en donde el hombre fue golpeado cuando estaba en su domicilio junto a su mujer. Tampoco se descartaba que sean quienes entraron a la casa de Andrés Pardo, durante el mismo fin de semana, y se llevaran elementos cuando nadie había en el domicilio. 

 

Luego de tareas investigativas de la DDI de Dolores y la SubDDI de Villa Gesell se pudo llegar hasta la provincia de Córdoba y se detectó que un uniformado de la policía de esa provincia llegaba a brindarles información en el caso de enterarse de que eran investigados.

 

Siempre usaban la misma técnica: entraban a domicilios, atacaban a las víctimas, las ataban con precintos y las golpeaban para alzarse con dinero, joyas y electrodomésticos portables.

 

La policía envió un grupo de unos 35 investigadores a Córdoba por más de 15 días para realizar tareas de campo y relevarse en los seguimientos. En los sitios allanados se secuestraron armas de fuego y vehículos que quedaron registrados en filmaciones de las localidades en donde hubo atracos.

 

En el caso de Pinamar, en donde está comprobada su participación, se les imputa el robo doblemente agravado por haberse cometido con arma de fuego y en poblado y en banda.

 

Hay tres de ellos que se encuentran en calidad de prófugos según informaron investigadores a CNM. Se trata de: Denis Leonel Rivas Arias, de 30 años de edad y con captura nacional e internacional, Fabrizio López Altamirano, de 20 años de edad y con captura internacional, y Franco Amado José, de 32 años y con captura activa.

 

Además, un efectivo de la policía cordobesa fue separado de su cargo y fue sumariado por Asuntos Internos.